SanCor y su presente tras la crisis: reestructuración y pago de deudas

La firma busca adaptarse a su actual escala
La firma busca adaptarse a su actual escala
José E. Bordón
(0)
21 de junio de 2019  • 00:37

SANTA FE.- Tras la transferencia de las plantas industriales de Chivilcoy (Buenos Aires), Morteros (Córdoba) y las marcas "Las Tres Niñas" y "Angelita" al grupo agroindustrial Adecoagro a cambio de US$45 millones, la cooperativa láctea SanCor avanza en un plan de reestructuración.

Según voceros de la firma, continúa la readecuación de sus procesos de producción a la nueva escala y demanda de la época. Se realizaron inversiones en los procesos que se denominan "finales de línea". La empresa está procesando unos 750 mil litros diarios.

Allegados a la firma explicaron, ante una consulta de LA NACION, que con lo que generó la venta de aquellos activos, se fueron cancelando distintos tipos de deudas comerciales, financieras e impositivas.

"Ello nos llevó a una fuerte reducción del monto de la deuda global de SanCor (superaba los $10.000 millones) y permitió una mayor capacidad operativa y un mejor resultado del negocio", indicaron.

Sobre la actualidad del mercado lácteo argentino, la fuente confió a este diario que "en el presente SanCor tiene un menor recibo de leche, como le sucede a la mayoría de las empresas lácteas del país. Estamos con un menor recibo comparado con los promedios históricos".

La firma procesa unos 750.000 litros diarios
La firma procesa unos 750.000 litros diarios

"Hoy recibimos unos 750 mil litros diarios, producto de una menor producción de nuestros remitentes, ya que los tambos de la zona están golpeados por factores climáticos, y casi todo lo que procesamos es leche que remiten productores asociados a la cooperativa. Entendemos que en el corto plazo ese volumen va a ir creciendo, tanto por estacionalidad, como por la compra de leche a terceros", precisó.

En la cooperativa aseguran que, a pesar de las ofertas tentadoras por parte de Adecoagro y otras firmas, ningún productor asociado a SanCor cambió en el último tiempo el destino de entrega de su producción. "Eso es un aval trascendente en nuestra actividad", subrayó la fuente.

Aparte de la venta a Adecoagro, vale recordar que SanCor se desprendió de las plantas de Brinkman, en Córdoba (con un depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos Aires (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.