Entusiasmo. Santiago del Estero estuvo de fiesta con ganadería del máximo nivel