Se agudiza la caída de la producción