Opinión. Se critica a la soja, pero dependemos de ella