Se estaría por alcanzar un acuerdo nacional

Permitiría consolidar a todo el sector
(0)
3 de mayo de 2003  

En pocos días más es posible que el sector lácteo cuente con un documento que sirva para consolidar todo el trabajo realizado por representantes de la producción, la industria y el Estado a través de las mesas interprovinciales y que a partir de su firma confluiría en la Mesa Nacional de Lechería.

El acta acuerdo entre productores lecheros, industrias lácteas y los gobiernos provinciales de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa, además de la participación de la Sagpya y a través del Programa Nacional de Política Lechera, ratificaría lo actuado en las reuniones que habitualmente se realizan en San Francisco desde mayo del 2002, en procura de asegurar un mecanismo de trabajo que tenga continuidad, independientemente de los gobiernos de turno.

Frente compacto

Tantas veces criticado el sector por sus divisiones internas y por la falta de un consenso para superar los vaivenes de una crisis que tuvo que padecer en los últimos tres años, el presente refleja un frente más compacto ante la proximidad de un cambio de gobierno que reconozca la mesa nacional como el organismo natural de consulta y concertación de las políticas a implementarse en el sector lácteo argentino.

"Lo inédito de este proceso es que el próximo gobierno va a recibir todo este trabajo con un grado de avance y solidez que no tiene precedentes en la historia de la lechería. Los equipos económicos de los candidatos tienen conocimiento de lo que acá se está haciendo", afirmó Juan José Linari, director Nacional de Política Lechera de la Sagpya.

Para los representantes de la producción, es un proceso sin retorno. "Unidos y por un buen camino podemos afrontar situaciones difíciles de una mejor manera. Pero el sector ha sido abandonado durante tanto tiempo que un nuevo gobierno no tendría demasiado lugar para errores. En cierta forma con la industria estamos tratando de que haya cordura, criterio y coherencia con las medidas que se adopten sea con este gobierno y con los que vengan", explicó Ricardo Depino, representante de la Cámara de Productores de Entre Ríos.

En tanto, Omar Corigliani, productor cordobés afirmó que "esto debe tener el sentido de una política lechera nacional. Si vamos a producir más es indudable que la industria deberá estar preparada para recibir esa leche, volcarla a los distintos mercados y poder mantener la rentabilidad al productor. En estas mesas se marca claramente la necesidad de una convivencia industrial y productiva".

Entre los temas que se han venido trabajando y sobre los cuales comienzan a delinearse definiciones están la leche de referencia, el sistema de liquidación tipo y única, laboratorios arbitrales para el análisis de la leche cruda y el registro de tambos e industria.

Paralelamente se sigue trabajando y estudiando mecanismos de fijación de precios, así como del manejo de la oferta de leche y la transparencia de la cadena de valor láctea. El documento que posiblemente se firmaría por las partes en Mercoláctea en el marco del Foro de Política Nacional a desarrollarse el próximo jueves constituiría un fuerte compromiso hacia el futuro en temas como los mecanismos de fiscalización contra la marginalidad, el perfeccionamiento de los sistemas estadísticos, la defensa de los intereses en los foros de negociación internacional y, lo que es clave, el establecimiento de normas jurídicas necesarias para el ordenamiento del sector.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.