Se operó con demanda muy selectiva

Esteban D'Apice
(0)
23 de noviembre de 2002  

En las últimas semanas se reiteró en el Mercado de Liniers, con particular énfasis, la hipótesis de que habría de mantenerse la oferta de hacienda terminada para faena en un volumen cuantitativamente limitado. En tal sentido, las 25.401 cabezas ingresadas de lunes a jueves en el tradicional recinto, resultaron un argumento tan sólido como inobjetable.

Sin embargo, a pesar de esa acotada disponibilidad, los negocios debieron concertarse, desde la misma rueda de apertura, con demanda definitivamente selectiva por parte de los operadores dedicados al abastecimiento y de los representantes de los frigoríficos.

Por este motivo los precios marcaron una brecha apreciable según se asignaron a remesas calificadas, especialmente por calidad racial y terminación, o a aquellas que, incompletas en gordura o de menor clase, suscitaron interés no más que moderado.

La característica operativa de referencia abarcó, casi sin excepciones, a los diversos tipos de novillos y a las denominadas haciendas chicas de consumo, esto es, terneros, vaquillonas y novillitos.

De todos modos, si se recuerdan los niveles alcanzados en la actualidad por las cotizaciones, en ningún caso el saldo de las ventas se juzgó menos que conveniente, con registros destacados cuando se expusieron conjuntos sobresalientes, y en estos, los livianos engordados a corral.

No puede omitirse que en las posible transacciones por vía directa que suelen concertarse a partir de los jueves -en general para que la jaula llegue a planta de faena el lunes- fue coincidente la información de los consignatarios acerca de que hubo muchos pedidos pero poca oferta disponible.

En un clima que se estimó propicio sólo para los lotes especiales, los novillos mestizos de satisfactoria clase y terminaron se cotizaron el miércoles a $ 2,06/2,13, con 401/420 kilos; $ 2,06/2,12, con 421/440 kg; $ 2,05/2,12, con 441/460 kg; $ 2,03/2,11, con 461/480 kg, y $ 2,02/2,10, con más de 480 kg. Los novillos regulares fluctuaron entre $ 1,70/1,90 y hasta 2 pesos.

Precios destacados

Los valores sobresalientes fueron $ 2,16, con 427 kg, de Nueve Leguas SA, de Pehuajó, vendidas por Enrique Iriarte Villanueva SA; $ 2,15, con 453 kg, de Ana María y Marta D. Elortequi, de Saliqueló, por Campos y Ganados SA, y con 461 kg, de Osvaldo O. Amigo, de Adolfo Alsina, consignados a Crespo y Rodríguez SA; $ 2,16, con 481 kg, de Juan G. Pollio e Hijos, de Rivadavia, por Lalor SA.

Los 6758 novillos de 456,80 kg de peso promedio vendidos hasta el miércoles -anteayer ingresaron pocos lotes para un remate especial- representaron el 27,4% de la oferta. El Indice Novillo de Liniers fue de $ 2,036, $ 2,033 y $ 2,045, de lunes a miércoles, para elevarse el jueves a $ 2,121. El valor promedio general fue de $ 2,035 frente a los $ 2,088 precedentes, lo que marca una pérdida del 2,50 por ciento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.