Semana negativa para la soja, que cayó un 1,7% en Chicago

Ayer, se cotizó a US$324,73, con una quita de US$2,57; hubo bajas en Rosario
Ayer, se cotizó a US$324,73, con una quita de US$2,57; hubo bajas en Rosario Fuente: Archivo - Crédito: MARIO GARCIA
Dante Rofi
(0)
9 de marzo de 2019  

El valor de la soja cayó ayer en la Bolsa de Chicago y completó otra semana negativa, producto de la ausencia de un acuerdo confiable entre los Estados Unidos y China que logre ponerle fin a la guerra comercial. Durante el segmento comercial los operadores dejaron en claro que ya no se conmueven con el goteo de compras chinas por volúmenes que no alcanzan siquiera a morigerar las abundantes existencias estadounidenses.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron quitas de US$2,57 y de 2,48 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 324,73 y de 329,13 dólares por tonelada. En el balance semanal estas posiciones resignaron un 1,72 y un 1,73% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 330,42 y de 334,92 dólares por tonelada. Los actuales son los precios más bajos de la oleaginosa en lo que va del año.

Ayer el USDA confirmó compras chinas por 664.000 toneladas de soja, un volumen que quedó por debajo de la elucubración de buena parte de los operadores, que el jueves especularon con negocios cercanos al millón de toneladas.

También ayer, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó su informe mensual con las estimaciones de oferta y demanda de granos en el nivel mundial. Allí marcó un leve crecimiento en su previsión sobre la molienda estadounidense (de 56,88 a 57,15 millones de toneladas) y mantuvo sin cambios su cálculo sobre las exportaciones, en 51,03 millones, dos datos que no aportaron la idea de un horizonte sin guerra comercial.

En cuanto al stock final de soja en Estados Unidos, el organismo redujo su proyección de 24,76 a 24,49 millones de toneladas, un volumen que sigue siendo récord y que resulta un 105,45% mayor que el dejado como saldo por la campaña 2017/2018, de 11,92 millones. Así, mientras el mercado estadounidense no logre retornar a existencias "normales", las aspiraciones alcistas quedarán en el terreno del voluntarismo.

Acerca de la cosecha de Brasil, el USDA redujo su estimación de 117 a 116,50 millones de toneladas, contra una expectativa de los operadores de 117,73 millones. La proyección sobre la producción argentina fue sostenida en 55 millones.

En China, el Ministerio de Agricultura elevó ayer de 83,65 a 85 millones de toneladas su previsión sobre las importaciones de poroto de soja para el ciclo 2018/2019, pero la mantuvo abajo de la expectativa del USDA, de 88 millones.

Respecto del mercado doméstico, tras el salto del precio impulsado por la devaluación del peso, ayer -la paridad cambiaria pasó de 42,30 a 41 pesos por dólar- las ofertas por la soja disponible retrocedieron de 9600 a 9400 pesos por tonelada para las terminales del Gran Rosario.

El saldo también fue negativo para la soja de la nueva cosecha, dado que su valor bajó de 225 a 223 dólares. No quedó exceptuado de la tónica adversa el Mercado a Término de Buenos Aires, donde los contratos mayo y julio perdieron US$1,80 y 2,10, al cerrar con ajustes de 231,20 y de 237 dólares.

Trigo y maíz

Para el trigo estadounidense no resultó suficiente el repunte de ayer para evitar otra fuerte caída semanal. En efecto, en las Bolsas de Chicago y de Kansas la posición mayo sumó US$0,46 y 1,19, al terminar la jornada con un ajuste de 161,49 y de 158,27 dólares por tonelada. El saldo del segmento para dicho contrato fue una baja del 3,88 y del 3,15% frente al precio vigente el viernes anterior, de 168,01 y de 163,42 dólares, respectivamente.

En su reporte mensual, el USDA estimó el stock final de trigo de EE.UU. en 28,72 millones de toneladas, por encima de los 27,50 millones de febrero y de los 27,76 millones calculados por los operadores.

Para la Argentina, el USDA elevó de 19,20 a 19,50 millones de toneladas su estimación de cosecha de trigo y de 14 a 14,20 millones su previsión para el saldo exportable.

En materia de precios domésticos, la exportación volvió a ofrecer US$180 por tonelada de trigo para Bahía Blanca y US$175 para el Gran Rosario y para Necochea.

Las posiciones marzo y mayo del maíz en Chicago bajaron US$0,49 y 0,39 al cerrar en US$139,66 y en 143,40. En la semana estos contratos perdieron un 2,54 y un 2,34% frente a los valores del viernes anterior, de US$143,30 y de 146,84.

Por un ajuste en el uso de maíz para producir etanol y por menores exportaciones, el stock final en EE.UU. fue elevado por el USDA de 44,08 a 46,62 millones de toneladas.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?