El valor de la hacienda, detrás de la inflación

Los valores quedaron por debajo de la inflación y de la suba de los insumos
Los valores quedaron por debajo de la inflación y de la suba de los insumos
Carlos Marin Moreno
(0)
5 de octubre de 2019  • 02:20

Mayor oferta

En los últimos 12 meses, la inflación acumulada fue del 55% y el precio del novillo aumentó un 39%. Este comportamiento es consecuencia de una oferta ganadera del último trimestre muy superior a la de los años precedentes, que se enfrenta a una demanda doméstica limitada por la caída de ingresos de la población. Además, la escasez de humedad sigue afectando gran parte de la zona ganadera pampeana y obliga a cargar hacienda que hubiera tenido otro destino si se contara con el rebrote primaveral.

La demanda externa sigue siendo firme, pero está condicionada por el número de plantas habilitadas para exportar a China, un mercado que ya absorbe el 23% de la producción nacional de carne. Están saliendo estacionalmente muchos novillitos y novillos de los feedlots y la oferta de vacas declina, pero alcanza para abastecer las necesidades de ambas demandas. En ese escenario, "no está a la vista, hasta fines de enero o febrero, una restricción de la oferta que impulse subas de importancia en el precio de la hacienda", adelanta Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero.

Cría bajo presión

Al criador no le va mejor: en los últimos cuatro años el precio del ternero subió 190% versus 310% de los insumos, 289% del IPC y 515% del dólar. En síntesis: el valor del novillito de 350/390 kilos se encuentra 11,8% por debajo del promedio 2005/2018, muy lejos del valor máximo de $110 de hoy por kilo, correspondiente a marzo de 2011. El precio del ternero para invernada está 13,5% abajo del mismo promedio histórico. La cotización máxima de la serie fue de $148 de hoy por kilo, también en marzo de 2011.

Mientras ocurren estos comportamientos en nuestro país, las noticias sobre la peste porcina siguen siendo malas para los países asiáticos. "El gobierno chino está habilitando nuevas plantas frigoríficas en varios países, para abastecer la demanda local y controlar el precio de la carne del cerdo al mostrador, que sigue subiendo casi fuera de control", asevera Iriarte. El stock porcino se estaría reduciendo a un ritmo mayor al que se estimaba por mortandad y por rifle sanitario. Se estima que, a fin de año, las existencias podrían caer un 70% respecto de un año atrás.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.