La semana del campo. Subsidiar a los que pueden pagar trae consecuencias