Un amigo del emir de Qatar que abre puertas para inversiones