La producción frente a la crisis financiera mundial. Un juego de ajedrez con los precios