Gente de campo. Un tambero fiel a la herencia de trabajo