La tribuna. Una escuela que propicia el arraigo