El Senado convirtió en ley la promoción de la economía del conocimiento

Dispone incentivos fiscales a actividades con uso intensivo de tecnología
Dispone incentivos fiscales a actividades con uso intensivo de tecnología Crédito: Prensa Senado
Gustavo Ybarra
(0)
23 de mayo de 2019  

Por unanimidad, el Senado sancionó ayer la denominada ley de economía del conocimiento, que consagra un régimen de beneficios fiscales para aquellas empresas que unen el uso intensivo de tecnología con la generación de mano de obra altamente calificada.

Más allá de la unanimidad, el debate desnudó las fuertes diferencias políticas e ideológicas que separan a algunos sectores del Partido Justicialista (PJ) del bloque kirchnerista, que si bien votó a favor en general del proyecto agitó en varios pasajes de la discusión el fantasma del uso que el Gobierno podría darle a la norma para supuestamente beneficiar a grandes empresas y grupos económicos concentrados.

"Ojalá haya muchos Mercados Libres y menos cartoneros", sentenció el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto (Río Negro), en el momento más tenso del debate y en clara respuesta a los cuestionamientos expresados por los seguidores de Cristina Kirchner .

La frase, enmarcada en una dura invectiva contra la política kirchnerista de planes sociales y subsidios, tuvo como destinatarios a los senadores del FPV, pero también al líder de organizaciones sociales Juan Grabois , quien criticó el proyecto por considerar que escondería la supuesta decisión del gobierno de Mauricio Macri de darle beneficios económicos a la empresa Mercado Libre.

Para que no quedaran dudas del destinatario de su discurso, Pichetto afirmó que su mensaje estaba dirigido "a los muchachos de la Iglesia que siempre están en contra" de proyectos de fomento económico a sectores como la minería, a los que les dijo que "no hay nada más contaminante que la pobreza extrema".

"Esta es una buena ley, no nos peguemos un tiro en el pie", sentenció el líder del Bloque Justicialista en defensa del proyecto y rebatiendo los cuestionamientos contra la iniciativa.

Según explicó Esteban Bullrich (Pro-Buenos Aires), presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, la nueva norma amplía el régimen de beneficios fiscales establecido por la ley del software, en 2004, a otros sectores de la economía relacionada con la aplicación y el desarrollo de avances tecnológicos.

El nuevo régimen durará hasta el final de 2029, lapso durante el cual se eximirá de la totalidad del pago de cargas patronales y se establece una alícuota especial de Ganancias del 15% para empresas vinculadas con la generación de contenidos audiovisuales, nanotecnología, espacial, satelital y la automatización de procesos productivos.

Además, crea un Fondo de Capital Emprendedor, que se constituirá con el 1% de las bonificaciones que recibirán las empresas, para fomentar la creación de nuevos emprendimientos. Según explicó Bullrich, el costo fiscal del primer año del nuevo régimen ascenderá a los $12.192 millones, cifra que contrastó con los $3500 millones que se hubiesen invertido con la actual ley de software.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.