El escándalo de la multinacional italiana. Capitalia dice que los bancos también fueron víctimas de Parmalat