Capitanich afirmó que, pese al déficit, el Estado tiene recursos

El jefe de Gabinete dijo que la fuerte suba del gasto primario se financiará con fondos de la Anses
(0)
14 de diciembre de 2013  

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que "el financiamiento del sector público está garantizado". La aclaración llegó luego de que se conociera una fuerte suba del déficit fiscal, que llegó a $ 2758,3 millones en octubre pasado.

"En el caso concreto de la situación fiscal del país, veo que muchos diarios ponen en tapa el tema del rojo fiscal. El financiamiento del sector público está garantizado", señaló Capitanich en una rueda de prensa en la Casa de Gobierno.

En el décimo mes del año, el sector público aumentó sus ingresos corrientes 31,9%, a $ 66.184,4 millones, mientras que subió sus gastos 29,6%, a $ 63.274 millones. En lo que va del año las cuentas públicas acumulan un superávit de apenas $ 4097,4 millones, aunque se prevé que el año termine con un rojo profundo por los gastos de noviembre y diciembre. "Tenemos un programa fiscal para 2014 con la programación presupuestaria para cumplir las metas fiscales", insistió Capitanich.

El funcionario dijo que el sector público "tiene una modalidad de financiamiento que tiene que ver con la rentabilidad del Fondo de Sustentabilidad de la Anses", entre otros recursos, y que se cubre con superávit cuasifiscal. El resultado podría haber sido peor en octubre sin las "rentas de la propiedad", es decir, los aportes del Banco Central (BCRA) y de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) al Tesoro. Según el Ministerio de Economía, esos aportes pasaron de $ 3566 millones en octubre de 2012 a $ 8592 millones en el mismo mes de este año, lo que implica un crecimiento de 141 por ciento.

El economista Nicolás Bridger, de Prefinex, destacó que, si se excluyeran esas transferencias, los ingresos públicos habrían crecido 23,5%, muy por debajo del 39 por ciento al que creció el gasto primario.

La Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) estimó que este año las cuentas públicas nacionales cerrarán con un déficit de $ 110.000 millones o 4,1% del PBI, frente al superávit del 4 por ciento alcanzado en 2006. Capitanich se reunió ayer con empresarios de automotrices y supermercadistas.

Preocupaciones sectoriales

Los fabricantes de autos le transmitieron su preocupación por el impacto del tributo a los vehículos de alta gama, que se dirimirá en una sesión extraordinaria en el Congreso. Estuvieron el presidente de Adefa, Enrique Alemany (Ford Argentina), a la par de otros titulares de la asociación. También Isela Costantini (General Motors de Argentina); Cristiano Rattazzi (Fiat Auto Argentina); Martín De Gaetani (Honda Motor de Argentina); Analía Pelegrino (Iveco Argentina); Roland Zey (Mercedes-Benz Argentina) y Luis María Ureta Sáenz Peña (Peugeot Citroën), entre otros.

Previamente, los dueños de las cadenas de súper, preocupados por posibles saqueos, charlaron sobre los precios y el empleo en el sector (de lo que también se informa en la Primera Sección). Estuvieron Alfredo Coto; Federico Braun (La Anónima); Horacio Barbeito (Walmart); Matías Videla (Jumbo); Daniel Fernández (Carrefour); Laurent Cadillat (Libertad), y Alejandro Grande (Día Argentina), entre otros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.