Alternativas. Cardoso, llame a Menem