Carlos Heller apoyó las nuevas resoluciones

El titular del Banco Credicoop expresó a LA NACION LINE que la restricción a la apertura de cuentas es una medida complementaria a la extracción limitada de depósitos, ante la proliferación de nuevas cuentas
(0)
11 de diciembre de 2001  • 11:45

En declaraciones a LA NACION LINE, el titular del Banco Credicoop, Carlos Heller, opinó que las nuevas resoluciones, que aún no han sido confirmadas oficialmente, se encuentran en la misma línea que las medidas anteriores, como reacción a la múltiple apertura de cuentas en estas últimas semanas.

“Se estableció que se podía sacar 250 pesos por semana o 1000 para las cuentas sueldo y a partir de allí el ingenio popular intentó alterar el objeto de esa norma, abriendo múltiples cuentas y pretendiendo aumentar la cantidad de retiro de efectivo. Si se permite que todo el mundo abra la cantidad de cuentas que quiera, se hace totalmente inviable impedir que la plata salga del sistema”, expresó el directivo.

Heller recalcó que “éstas disposiciones no constituyen un plan alternativo sino un conjunto de medidas financieras para administrar una crisis que apuntan a impedir que los primeros salgan ilesos y los demás queden atrapados en el sistema”.

Asimismo, el bancario aclaró que el sistema financiero argentino no es frágil: “Cualquier sistema del mundo colapsaría si todos los depositantes quieren retirar al unísono sus depósitos; una corrida sería insostenible hasta para el régimen financiero más sólido de la tierra”, afirmó.

Consultado por el continuo malestar de la gente por las demoras en la atención y la falta de dinero en los cajeros automáticos, Heller opinó que las personas se quejan porque la capacidad de los bancos está saturada y “es esa misma gente la que las satura”.

“No hay sistemas que puedan soportar el tráfico brutal que se ha desencadenado. No hay una manera efectiva de resolverlo más que pedir una razonable actitud frente a lo que está sucediendo”.

Finalmente, el directivo opinó que según los datos del Indec, el 80 por ciento de los ciudadanos que trabajan en relación de dependencia perciben menos de 1000 pesos por mes y señaló que “el gran problema de la Argentina son los 15 millones de personas que deben mirar absortos como alguna gente hace malabares para sacar la plata de los bancos. Son los pobres, los marginales, los desocupados que miran esta película como diciendo yo ni siquiera soy autor de ella”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.