Carlos Melconian. Su receta para una "economía de guerra" por el coronavirus

"Acá no hay lugar para la discusión pelotuda de shock o gradualismo; vamos al gasto fiscal expansivo", dijo Melconian; “se trata compatibilizar la decisión prioritaria, que es sacarnos de las calles, con el uso eficiente de los recursos en una economía que va a estar parada"
"Acá no hay lugar para la discusión pelotuda de shock o gradualismo; vamos al gasto fiscal expansivo", dijo Melconian; “se trata compatibilizar la decisión prioritaria, que es sacarnos de las calles, con el uso eficiente de los recursos en una economía que va a estar parada" Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Cichero/AFV
(0)
19 de marzo de 2020  • 12:41

Para Carlos Melconian, existe una única forma de contrarrestar el impacto negativo de la expansión del coronavirus sobre la economía argentina. "No hay lugar a la discusión pelotuda de shock o gradualismo. Esto es shock. No hay ninguna duda de que vamos al gasto fiscal expansivo", afirmó el economista.

La caída en el nivel de actividad, con sectores que ya han visto caídas de hasta el 60% en la demanda, exigen respuestas "prolijas, pensadas y ordenadas" que deben ser ejecutadas "con independencia de ideologías y modelos matemáticos". La prioridad, dijo en diálogo con Radio Mitre, es intentar evitar una desplome aún mayor de la economía, con especial foco en el sector privado.

"Acá se trata compatibilizar la decisión prioritaria, que es sacarnos de las calles, con el uso eficiente de los recursos en una economía que va a estar parada", dijo el expresidente del Banco Nación, quien enfatizó en dos temas que, a su entender, son prioritarios: "Desde el trabajador, mantener el empleo y su salario. Desde el empresario, el costo".

"No quiero una rebaja de impuestos sino ayudar al empresario a que pague los sueldos", dijo Carlos Melconian
"No quiero una rebaja de impuestos sino ayudar al empresario a que pague los sueldos", dijo Carlos Melconian Fuente: Archivo

En ese escenario, insistió en que, antes de considerar una baja o suspensión de impuestos, una medida conveniente es que el Estado asista a los empleadores para cubrir parte del pago de salarios. "El tema central es que los recursos del fisco tienen que ir a matar dos pájaros de un tiro: empleo y salario. Al empresario le dice vos pagá los impuestos y yo te ayudo con el costo salarial".

"El empresario tiene costos salariales, impositivos, financieros y los insumos. No se puede entrar en todo. No quiero una rebaja de impuestos sino ayudarlo a que pague los sueldos y pueda descomprimir su colapso en la cadena de pagos", afirmó Melconian.

"La contracara del empresario es que no saque una sola persona de su plantel. Porque en este colapso, hay que darle la tranquilidad a la gente de que se puede guardar en la casa pero va a mantener su trabajo y su sueldo. Ese es el tema acá", agregó.

En cuanto a la economía real, se refirió además a rubros clave que deben mantenerse activos, como la producción de alimentos, cuya demanda no caerá aún en un contexto de desplome del nivel de actividad. "Hay que atender a algunos sectores para evitar un conflicto de oferta. La gente va a tener que comer, y para eso tiene que haber oferta fluida sin incremento de precios. Y eso no es porque pongo el revólver en el escritorio sino porque hay que garantizar fluidez de insumos e importación. Esos sectores van a tener demanda y no pueden enfrentar restricciones", dijo.

"En una economía de guerra, el comandante en jefe maneja el gasto, que es salud, que no se pare la producción en lo que va a haber demanda y pongo plata para que la gente en la casa se quede tranquila de que tiene el trabajo y el salario. Por supuesto, es un porcentaje de eso, y no todo", concluyó.

Desde ese lugar, criticó anuncios recientes del Gobierno como el relanzamiento del plan Procrear, orientado a la construcción y refacción de viviendas. "Para que te sirven 100.000 créditos para la casa. ¿Vos creés que la gente está con ánimo para pintar el baño? Al mismo tiempo, propones construir viviendas y se van a toser en la cara los albañiles", ironizó.

Emisión y déficit: las herramientas contra la pandemia

Luego Melconian se refirió a la puesta en marcha de políticas contracíclicas basadas en la emisión monetaria y enfatizó que la prioridad es "evitar un corte en la cadena de pagos". "La distensión financiera tiene que tener ese objetivo. El sistema financiero argentino es sólido y la gente no está sobreendeudada, entonces hay que poner todos los recursos para evitar un problema ahí", enfatizó.

En ese escenario, Melconian descartó que estas medidas vayan a implicar una reactivación de la economía. "Este es un país que hace ocho años tiene estanflación y nadie sabe cómo salir, ¿ustedes creen que voy a tirar plata en tres meses desde el sistema financiero para reactivar el consumo? El shock financiero ahora es para evitar el corte del crédito. Nadie va a ir con el crédito accesible a comprar una plancha si están todos con miedo y tienen que estar encerrados en la casa", planteó.

A su vez, Melconian planteó que es necesario emitir pesos para hacer frente a esas medidas expansivas, mientras reclamó al Gobierno el ajuste en otros rubros. "La canilla de la emisión monetaria tiene que estar destinada a los conceptos que estamos mencionando, y hay que cerrar cualquier otro grifo. La clase política tiene la oportunidad de cortar todos los gastos al pedo. Y que cuando se reanude as futuro todo lo que se cortó porque estaba de más, no vuelva", disparó.

Además, dado el contexto de mayor gasto público y emisión, Melconian dijo que, de ser necesario, el Gobierno debe apelar a un endurecimiento de los controles cambiarios. "No hay que tener ninguna timidez en recontra cepear la economía, mientras dure la economía de guerra", aseguró.

"El mercado cambiario ajusta solo por el derrumbe importador y de turismo. Siguen siendo claro que este es un modelo que tiene que comprar dólares y no se puede pedir ahora y acá un régimen de flotación o libertad. Eso va a ajustar porque las importaciones van a caer por la recesión", agregó.

A su vez, criticó a los empresarios y comerciantes que suben los precios y negó que este combo de medidas económicas pueda generar en el corto plazo una aceleración inflacionaria. "Es muy hijo de p... el que en esta economía se haga el vivo (con los precios). En un escenario que da 50% de caída del volumen de ventas y la gente encerrada en la casa, ¿de qué hiperinflación hablamos? ¿Creés que la gente está con ánimo de comprar un bien durable? La gente piensa si va a tener comida para 15 días", planteó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.