Carnes: la OMC falló en favor de la Argentina

En la disputa que se mantenía con Estados Unidos desde 2012 por la prohibición de importar cortes vacunos, el organismo dijo que la medida norteamericana no tenía justificación científica
(0)
25 de julio de 2015  

La Organización Mundial de Comercio (OMC) le dio la razón a la Argentina en la demanda contra Estados Unidos, que impedía el ingreso de carne vacuna desde 2001 cuando el país reanudó la vacunación del ganado contra la fiebre aftosa.

Según el organismo internacional, las medidas impuestas por los Estados Unidos no tienen justificación científica, no están basadas en un análisis de riesgo y discriminan en forma arbitraria e injustificada entre países con condiciones idénticas o similares.

El gobierno argentino, con el apoyo del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), entidad que agrupa a productores e industriales, llevó el caso ante la OMC en 2012. Después de diversas consultas, ambos países no llegaron a un acuerdo y se convocó a un panel de expertos que ayer comunicó su decisión.

"Este triunfo argentino en la OMC posibilitará la eliminación de las barreras de acceso al mercado estadounidense", expresó la Cancillería en un comunicado. Esa decisión, añadió, debería impulsar a que Canadá, Corea y Japón, entre otros países que imponen restricciones a la carne argentina, abran sus mercados. Esos países no tienen fiebre aftosa ni tampoco vacunan a sus rodeos. La enfermedad afecta al ganado, pero no a los seres humanos.

En sus argumentos contra la Argentina en la OMC, Estados Unidos sostuvo que la fiebre aftosa es considerada una de las enfermedades animales más infecciosas por lo que puede ser muy peligrosa para los bovinos estadounidenses que no tuvieron brotes de fiebre aftosa en más de 80 años.

En 1997 Estados Unidos aceptó importar carne argentina luego de que el gobierno de Carlos Menem demostró que no había riesgos sanitarios para el ganado bovino norteamericano. Dos años más tarde, la Argentina decidió dejar de vacunar, pero la enfermedad retornó un año después. En marzo de 2001, con el reinicio de la vacunación, Estados Unidos suspendió las importaciones de la Argentina.

Pese a las continuas peticiones para recuperar el mercado, las autoridades norteamericanas sólo aceptaron el ingreso de carne argentina proveniente de la Patagonia, considerada libre de la enfermedad, desde agosto del año pasado.

Poco antes de conocerse el fallo de la OMC, en junio pasado, el Servicio de Inspección de Seguridad de Animales y Plantas de Estados Unidos (Aphis, por sus siglas en inglés) anunció que a partir del 28 de septiembre próximo permitiría el ingreso de carne argentina.

Voceros de la embajada de los EE.UU. en el país explicaron que "luego de una revisión científica detallada y transparente, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos concluyó que la situación de la fiebre aftosa en la Argentina ya no requería de una prohibición del ingreso de carne de ese país. En consecuencia, Estados Unidos ya ha cumplido con el reclamo presentado por la Argentina en esta disputa".

La polémica por la fiebre aftosa

Estatus sanitario

La Argentina está en la categoría de país libre de fiebre aftosa con vacunación.

Argumento

Históricamente, el país sostuvo que las exportaciones de carne sin hueso no ponían en riesgo a los países libres de la enfermedad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?