Cavallo dio el apoyo que más se esperaba

Dijo que facilitarán las inversiones
(0)
24 de octubre de 2000  

Distendido y muy sonriente salió ayer Domingo Cavallo del despacho del ministro de Economía, José Luis Machinea, con el que estuvo reunido por más de una hora y media.

El titular de Hacienda durante el gobierno menemista (estuvo en el cargo desde enero de 1991 hasta julio de 1996) -cuyo apoyo era el más esperado en Economía- no se extendió mucho al dar su opinión sobre las medidas anunciadas por Machinea durante la mañana.

"Van en la dirección correcta, es decir, facilitan el proceso de inversión para que pueda haber un crecimiento vigoroso en la Argentina", se limitó a decir. Ocurre que el líder de Acción por la República y diputado nacional guarda bajo cuatro llaves, hasta hoy, a las 20.30, su opinión sobre el rumbo económico del país.

A esa hora, en el hotel Hilton de Puerto Madero y cena mediante, Cavallo dará a conocer sus propuestas económicas, a pesar de que no se cansa de repetir que son "sólo opiniones y no un plan".

"Mañana (por hoy) voy a hacer una presentación muy ordenada de mis impresiones sobre la realidad política y económica de la Argentina, y entonces muchos de los interrogantes que tienen ahora van a quedar contestados", dijo ante una treintena de periodistas que lo esperaba a la salida del despacho del ministro Machinea.

Una vez más, el hombre que llanzó la convertibilidad, en abril de 1991, descartó su incorporación al equipo de De la Rúa. "No hemos planteado nada de eso ni esperamos que el Gobierno lo haga", afirmó.

En la reunión, de la que participó durante la primera media hora el secretario de Finanzas, Daniel Marx (salió antes para viajar a Canadá), el clima fue distendido. Tanto que quienes estuvieron cerca del despacho afirman que "hasta hubo risotadas y alguna broma sobre algún enemigo en común". Hoy Cavallo dirá que es necesario reducir el IVA, eliminar los impuestos a los intereses de los préstamos y a la renta presunta y renegociar las tarifas de los servicios públicos. En definitiva, en sintonía con lo dicho ayer por el ministro de Economía.

"Tuve una muy agradable conversación con mi amigo José Luis (...) y comparamos experiencias de cuando yo fui ministro con alguna de las dificultades que él está enfrentando. Fue una reunión de amigos", dijo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.