Cavallo, optimista sobre el futuro económico