Cayeron 23.900 puestos de trabajo formales en un mes

El dato corresponde a las empresas de las tres principales ciudades de la Argentina
Silvia Stang
(0)
22 de enero de 2002  

La economía formal destruyó tan sólo en diciembre 23.900 puestos de trabajo en las tres principales ciudades del país. De esta manera y, según datos que surgen del análisis de una encuesta oficial, el año último cerró con una pérdida de 121.700 fuentes laborales en las empresas privadas.

Según los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales que ayer difundió el Ministerio de Trabajo, los sectores que arrastraron a más personas a la desocupación fueron la construcción y la industria, un dato que es consecuente con los indicadores de evolución de esas actividades. Basta recordar que la producción en las fábricas se desplomó durante el mes pasado, a un ritmo del 18,4% anual.

La encuesta laboral indica que, en las empresas del área metropolitana (Capital Federal y conurbano), el nivel de ocupación cayó un 1,3% respecto de noviembre y un 6,2% en comparación con un año atrás. En el Gran Córdoba, la caída fue de un 1,3% mensual y un 7,9% anual, en tanto que en Rosario y sus alrededores la destrucción alcanzó el 0,3% en relación con noviembre y el 5,1%, si la comparación se establece con diciembre de 2000.

Sin horizonte

Pero quizás un dato tanto o más preocupante es que las expectativas de los empresarios se ubicaron en su nivel histórico más bajo. Eso indica que la llegada del gobierno de Eduardo Duhalde –la encuesta fue realizada entre el 1º y el 17 del actual– no logró variar los ánimos, que siguieron deslizándose por el tobogán.

En el área metropolitana, el 20,4% de los consultados cree que en los próximos tres meses deberá producir bajas en sus planteles. Y solamente el 2% se permitió una ola de optimismo y respondió que espera incorporar personal.

La recesión no sólo se reflejó en la caída de puestos de trabajo. A ese efecto se le sumó una significativa baja en la cantidad de horas trabajadas, que, en diciembre, se redujo un 3,2% respecto del año anterior en la Capital y el conurbano; un 3,8%, en la capital cordobesa, y un 1,8%, en las empresas radicadas en Rosario.

En cuanto a las actividades, en el principal conglomerado del país la construcción sufrió un retroceso de su nivel de empleo del 22,8%, en la comparación del cuarto trimestre de 2001 con igual período de 2000. Le siguió la industria, con una destrucción del 7,4%, y el comercio, en tanto, vio caer sus dotaciones en un 5,3 por ciento.

Los datos también confirman que el sector de servicios dejó de ser generador de puestos y se sumó a las actividades que expulsan personal. En las compañías financieras y de servicios a empresas, la caída del índice llegó al 3,9%, mientras que en los últimos cinco trimestres anteriores se había dado una evolución positiva.

En Córdoba, la evolución por sectores reflejó índices semejantes: en la construcción, el derrumbe fue del 23,2%; del 9,4%en las empresas de transporte y comunicaciones y del 7,7% en la industria.

En tanto, en Rosario el declive de la ocupación en las firmas constructoras fue algo menor: del 9,8 por ciento.

La encuesta también indica que, en las altas de personal del mes, el 87,8% fue por la modalidad de empleado efectivo –en noviembre ese índice había sido del 90,2 por ciento–. El 9,1% fue por contratos de modalidad determinada, mientras que el mes anterior esa forma había representado el 7,1 por ciento. El 3,1% restante correspondió a las incorporaciones del personal de agencias, una modalidad que en noviembre respondió al 2,7% de las altas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?