Cayó 10% la facturación en pesos