Cayó 26% en el semestre el saldo de la balanza comercial

Sumó US$ 4954 millones y se aleja de la meta del Gobierno; es clave el creciente déficit del sector energético
José Hidalgo Pallares
(0)
24 de julio de 2013  

Como consecuencia del creciente déficit energético, el superávit de la balanza comercial, la única fuente de divisas que le queda a la Argentina, se contrajo en una cuarta parte en el primer semestre del año frente al mismo período de 2012. Esto, pese al repunte de las exportaciones agrícolas y de autos, que el año pasado habían mostrado resultados negativos.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en el acumulado de los primeros seis meses del año el superávit comercial sumó US$ 4954 millones, 26% menos que en el mismo período de 2012. Esta caída se dio pese a que en junio el saldo comercial registró una suba interanual (27%). El aumento del superávit en junio fue consecuencia del crecimiento de 8% en las exportaciones, lo que, a su vez, se explica, principalmente, por la fuerte suba en las ventas de vehículos (58% interanual) y de productos primarios (20%). Las importaciones, en tanto, crecieron 5 por ciento.

Sin embargo, en el acumulado semestral el crecimiento de las importaciones (11%) fue mucho mayor que el de las exportaciones (5%). Las compras de combustibles y energía, que en el primer semestre del año registraron una suba interanual de 23%, explican una buena parte del crecimiento de las importaciones. Además, la suba en las compras de energía estuvo acompañada por una fuerte baja (19%) en sus exportaciones. Así, el déficit del sector pasó de US$ 1427 millones en el primer semestre de 2012 a 3247 millones en el mismo período de este año.

Las exportaciones de productos primarios, en tanto, pasaron de US$ 9477 millones a US$ 11.393 millones, es decir, crecieron 20,2%. En otras palabras, el aumento del déficit energético prácticamente anuló el repunte de las exportaciones primarias, que responde, principalmente, a las mayores ventas de maíz y porotos de soja.

Las importaciones de autos, bienes de capital, piezas y accesorios y bienes de consumo también mostraron crecimientos interanuales mayores al 10% en el semestre. No obstante, según Miguel Ponce, vocero de la Cámara de Importadores (CIRA), esto se explica, principalmente, por la baja base de comparación. Según las propias cifras del Indec, en el primer semestre de 2012 las principales categorías de importaciones, salvo autos y combustibles, registraron caídas frente al mismo período de 2011. En el primer semestre de ese año, las compras al exterior, excluyendo combustibles, bordearon los US$ 30.000 millones, nivel similar al del primer semestre de este año.

En este sentido, Ponce señaló que las declaraciones juradas de importación (DJAI) no se están aprobando al ritmo que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, había ofrecido. Por el contrario, según el directivo, las importaciones se han convertido "en la variable de ajuste" de la balanza de divisas, lo que, según él, está afectando a la producción de distintas industrias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.