Celebran la apertura con China

El acuerdo con Pekín permitiría aumentar las exportaciones hasta en 1000 millones de dólares
(0)
22 de marzo de 2000  

El Gobierno anunció el acuerdo comercial bilateral con China en medio de un clima de entusiasmo y expectativa por la amplia apertura del mercado asiático a los productos locales. Como anticipó La Nación , 78 productos, la mayoría de origen agropecuario, serán beneficiados con una sustancial rebaja en el arancel para ingresar en China.

Además, ya desde este año podrán ingresar nuevos productos agroindustriales, como las carnes, los lácteos y los cítricos.

Este proceso de reducción de aranceles y eliminación de cupos de importación demandará unos cinco años, según explicó el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, y durante ese período la Argentina se beneficiaría con un incremento de las exportaciones, que podría llegar hasta los 1000 millones de dólares por año cuando concluya ese proceso. El año último la Argentina exportó a China por poco más de 500 millones de dólares.

El presidente Fernando de la Rúa dijo que "este acuerdo provocará un impacto positivo en el país" y llamó a los empresarios a acompañar a la delegación oficial que viajará a China a fines de mayo próximo.

El primer mandatario convocó a hombres de negocios, funcionarios y dirigentes de las más variadas actividades para anunciar el acuerdo alcanzado el 10 del actual, que también prevé la aceptación por parte de las autoridades chinas de los controles en origen que efectúa el Servicio Nacional de Control y Sanidad Agroalimentaria (Senasa). "Las buenas noticias hay que compartirlas", dijo.

De la Rúa subrayó luego que "la calidad de nuestros bienes está ligada al éxito de nuestras exportaciones. Por eso, el control de calidad de origen, y sobre todo el sanitario, es fundamental y en esa función estará para hacerla cumplir el Senasa".

El Presidente fue el encargado de bendecir este acuerdo que podría diversificar la oferta exportadora actualmente concentrada en Brasil al vender a una nación con 1200 millones de habitantes.

La Argentina se convirtió en el país número 37 en acordar con China una apertura comercial, que se concretará sobre la base de los parámetros que los asiáticos ya acordaron con los Estados Unidos.

Quienes conocen a De la Rúa aseguran que el tema China se había convertido en "una obsesión" para él, y en la última gira por Estocolmo y Davos había destacado su interés por mejorar las condiciones de intercambio con Pekín.

Si bien Rodríguez Giavarini reconoció que las negociaciones con China comenzaron hace 9 años, este acuerdo forma parte del apoyo que brindará la Argentina para que China ingrese en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según informo el presidente del Senasa, Oscar Bruni, desde el 31 de mayo próximo podrán ingresar en China carnes bovinas y ovinas y desde el 31 de octubre lo harán los lácteos, carne avícola y frutas.

Para las carnes bovinas, el arancel bajará del 45 al 12 por ciento, y las frutas, del 39 al 12. El complejo oleaginoso, el rubro más importante de las exportaciones agrícolas, se beneficiará con una reducción del 89 al 9 por ciento para las ventas extracuota del aceite de soja, y en el caso del girasol caerán del 40 al 10.

Según las primeras estimaciones del Gobierno, el trigo, la carne y el complejo oleaginoso serán los primeros rubros en beneficiarse con el acuerdo con China, aunque se aclaró que potencialmente hay un mercado nuevo y muy grande para explotarlo para todos los sectores.

La Argentina enfrentará la competencia por el mercado chino con la desventaja de un mayor costo de fletes, pero puede compensarlo con un mejor precio y calidad de sus productos.

Eco favorable en la industria

Empresarios de los más diversos rubros estuvieron en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno y expresaron su satisfacción por el anuncio del acuerdo comercial con China.

Alberto Alvarez Gaiani, presidente de la Copal (alimentación), consideró que la apertura china "es muy importante; por su dimensión, asusta. No es fácil negociar con ellos, pero ya tuvimos una experiencia similar cuando comenzamos a vender en Rusia".

También el banquero Julio Werthein, presidente de la Cámara de Comercio Argentino-China, calificó el acuerdo como "sensacional" y destacó la necesidad de visitar China "pero no para quedarse en Shanghai o Pekín, sino recorrer todo el país".

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Enrique Crotto, dijo que, tras esta buena noticia, "los empresarios tienen que mostrar cintura para hacer los negocios".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?