Ahora 12. Alertan por cuotas más caras y caídas en las ventas de celulares

En un contexto de faltante de dólares en el país y ante la ampliación del programa oficial, el Gobierno dejó finalmente afuera del Ahora 12
En un contexto de faltante de dólares en el país y ante la ampliación del programa oficial, el Gobierno dejó finalmente afuera del Ahora 12 Fuente: AP
Francisco Jueguen
(0)
21 de septiembre de 2020  • 16:17

Si el Estado no puede, entonces laissez faire. En un contexto de faltante de dólares en el país y ante la ampliación del programa oficial, el Gobierno dejó finalmente afuera del Ahora 12 a los celulares e instó, en cambio, a fabricantes, retailers y proveedores de telefonía celular a encontrar una solución conjunta para el financiamiento.

Consultados por este medio, esos actores advirtieron que la oportunidad de comprar en cuotas se encarecerá y que afectará las ventas finales de esos dispositivos. Esta situación, creen, tendrá incluso un mayor impacto sobre las clases media y media baja, que son quienes necesitan de un financiamiento subsidiado en un acuerdo oficial con los bancos.

"Debido a la reasignación de recursos del Programa Ahora 12 para estas áreas de servicios (técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar; servicios educativos; servicios de cuidado personal; servicios de organización de eventos y exposiciones comerciales; talleres de reparación de vehículos automotores y motocicletas; servicios de instalación de alarma; y balnearios), se produjo la suspensión del rubro celulares", confirmó hoy el Ministerio de Desarrollo Productivo tal como anticipó LA NACION la semana pasada.

"La Secretaría de Comercio mantendrá encuentros con las empresas productoras, las cadenas de comercialización y las compañías proveedoras del servicio de telefonía móvil para propiciar mecanismos de financiación alternativos", agregó.

El viernes, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, ya se había comunicado con los fabricantes para confirmarles la noticia y avisarles que buscaría generar una reunión lo antes posible con comercios, marcas y empresas de telecomunicaciones para estudiar "alternativas de financiamiento". También algunas cadenas de comercialización, que se habían enterado por los medios de la decisión, hicieron sus llamados a los despachos oficiales con la intención de encontrar una solución alternativa. Entre otras, surgió la idea de liquidar el plan de 18 cuotas y dejar las doce con tres meses de gracias. No hubo caso; la decisión estaba tomada.

Actualmente, la tasa del Ahora 12 es de 20%. El financiamiento libre, vía tarjeta de crédito, ronda entre el 40% y 50%. La comercialización de celulares con el plan oficial abarca entre el 35% y el 40% del rubro dentro de esas cadenas líderes, contaron. Allí creen que, sin el Ahora 12, la caída de ventas de esos dispositivos -hoy esenciales- sería de alrededor de un 20%. Ninguno de los actores consultados por este medio ve la posibilidad de sumar ofertas de financiamiento alternativos al que actualmente ofrecen las tarjetas de crédito.

En la Argentina, en 2015, se vendían unos 15 millones de celulares. A fines de 2019, esa cifra llegó a 8,3 millones y este año se venderían, estiman, 7 millones.

Crédito: Shutterstock

Hoy por hoy, un celular promedio cuesta unos $20.000. En las empresas creen que, aquellos con espalda financiera, podrán seguir comprando un smartphone al contado -precio que no debería variar, estiman- o con el encarecimiento de las cuotas. En cambio, habrá un porcentaje de los consumidores, aquellos con menores recursos, que ya no accederán.

"Es como tirarse un tiro en los pies. El Ahora 12 va al segmento de votantes del Gobierno", analizaron en una firma de proveedores de telefonía celular, sector más preocupado hoy por los cambios de reglas de juego impulsados por el Gobierno. LA NACION consultó a esas empresas y ninguna hasta ahora tenía noticias del encuentro que impulsa Comercio Interior para hallar formas alternativas de financiamiento para los consumidores.

En el Gobierno afirman que la decisión se tomó en base al peso que tiene la venta financiada de celulares dentro del programa oficial. Eso complica, estiman, la ampliación de productos y los meses de gracia anunciados en el relanzamiento. Además, cerca de Kulfas cuestionaron las subas de precios que registró ese rubro, muy ligado a la cotización del dólar y a las expectativas de devaluación que actualmente fogonean las cotizaciones y la huída del peso.

Entre los fabricantes advirtieron que, por el costo y las tensiones con el sector financiero, un corte de pelo (un servicio incluido en el nuevo Ahora 12) llegaba a mas personas que un celular, que tiene otro valor. Sin embargo, y como consecuencia de la escasez de dólares, el Gobierno está cada vez más atento a las producción que requiere insumos importados. Lo mismo que ocurre actualmente con los celulares -que tienen un alto porcentaje de partes compradas en China- ocurre con los autos, que ya recibieron limites a las compras en el exterior.

El programa renovado por el Gobierno comenzará su vigencia desde el 1 de octubre próximo, según la resolución 353/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial, y estará vigente hasta fines de este año, según informó el Ministerio de Desarrollo Productivo. No estarán allí los celulares.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.