La veda exportadora podría condicionar la operación. Chile quiere comprar carne argentina