China, una salida para el agro

El Gobierno acordó con el país asiático la baja en los aranceles de 78 productos.
(0)
21 de marzo de 2000  

Fue difícil de mantenerlo en secreto, pero el acuerdo entre las autoridades argentinas y chinas para mejorar las condiciones de exportación de nuestros productos será anunciado hoy por el presidente Fernando de la Rúa y el sector agropecuario será el más beneficiado por la gran reducción de aranceles que haría escalonadamente el país asiático.

La Nación tuvo acceso a los detalles del acuerdo con China, que alcanza a 78 productos argentinos, pese a que en la Cancillería el tema fue considerado como "secreto".

El principal rubro exportador argentino a China es el complejo oleaginoso, a través de los subproductos y granos. Participa con más del 60 por ciento del total de las exportaciones, es el principal cliente de aceite de soja, y genera divisas por más de 400 millones de dólares al año. En este sentido, el arancel extracuota de aceites de girasol bajará del 40 al 10%, y el de la soja del 85 al 9%, escalonados hasta el 2006. Además, el actual cupo de 1.700.000 toneladas para los aceites crecerá hasta llegar a 2.300.000 toneladas en el 2006 y a partir del 2007 se eliminarán los cupos.

También con el ingreso de China en la OMC, este país dejará de aplicar el Impuesto al Valor Agregado como lo hace actualmente sobre las exportaciones de granos y aceites (13%) y harinas (17%). Asimismo, los derechos de importación chinos son del 3 por ciento para los granos, 5% para las harinas y 13% para los aceites.

Fuentes de la industria aceitera se mostraron muy optimistas con esta posibilidad, aunque reconocieron que no conocen detalles del acuerdo "porque el Gobierno guarda sigilosamente los documentos".

También se acordó con las autoridades chinas la reducción de los aranceles para la exportación de carne y la eliminación de trabas sanitarias a partir de mayo próximo, cuando la Argentina sea declarada por la Organización Internacional de Epizootias (OIE) como libre de aftosa sin vacunación.

Respecto del tema sanitario, se acordó que una comisión china controlará los frigoríficos que se habiliten para exportar, según un prelistado que aprobará el Servicio Nacional de Control y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Para las carnes bovinas frescas o enfriadas, China ofreció un arancel del 15 por ciento y un 12% para las congeladas. China está adecuando sus condiciones comerciales con el mundo según las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en la que busca ingresar desde hace 13 años.

Este acuerdo formaría parte del apoyo que daría la Argentina para que el país asiático se transforme en la nación número 136 de la OMC.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?