Cinco alternativas para sacarle un mayor provecho al aguinaldo

Plazos fijos, bonos y planes de ahorro son algunas de las opciones
Florencia Donovan
(0)
13 de diciembre de 2009  

Como un vaso de agua en un desierto, el aguinaldo llega para renovar las energías de todo asalariado, justo cuando el año está llegando a su fin. Administrarlo de manera eficiente, sin embargo, se vuelve imprescindible para todos aquellos que dependen de esta suma extra prácticamente como único ahorro del año. Aquí sugerencias de cinco analistas:

1) Ir por lo seguro: plazo fijo. Mariano Sardáns, de FDI International, una compañía que se dedica al gerenciamiento patrimonial, considera que, dada la indefinición que hay respecto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Club de París y el canje de deuda, no es momento de invertir en bonos argentinos, dado que son candidatos a sufrir correcciones en el corto plazo. De la misma manera, desaconseja invertir 100% de los fondos en pesos ya que, a su juicio, podría gestarse una salida masiva de capitales de emergentes, si llegara a estallar alguna de las burbujas que se han conformado producto del dólar barato (como Dubai, China y Brasil). "Aconsejamos plazo fijos bancarios, 50 por ciento en pesos y 50 por ciento en dólares. Todo lo demás local no vale la pena ya que, o pagan rentas muy bajas para amortizar un posible ajuste del tipo de cambio o se trata de inversiones que no están exentas del impuesto a las ganancias, con lo cual no convienen después de impuestos", explica.

2) Estar listo, a la caza de oportunidades. "Teniendo en cuenta el monto involucrado, [que no suele ser demasiado], nos inclinamos por una inversión en fondos comunes de renta fija de corto plazo, a la espera de mayores precisiones respecto al canje, y aprovechando la estacionalidad para capturar un potencial mayor rendimiento, en un opción de bajo riesgo e inmediata disponibilidad", apunta Pablo Vera, jefe de análisis financiero de Tavelli & Cía.

3) A no engañarse con la debilidad del dólar. Ezequiel Asensio, presidente de GPS Investments, es de los que creen que a mediados de 2010, el dólar en el mundo podría iniciar un proceso de recuperación a medida que la Reserva Federal empiece a subir las tasas de interés, para absorber parte del dinero que inyectó en el circuito durante la crisis. Para aprovecharlo, Asensio aconseja comprar bonos corporativos de empresas internacionales de buena categoría, con poco endeudamiento y de plazo corto. Aunque, hasta que esto suceda, es partícipe de colocar el dinero en pesos, a tasa fija y por un período no muy corto, ya que con un dólar quieto en la plaza local, el peso gana atractivo. "Algunas alternativas para posicionarse en pesos son los valores de corto plazo (vencen a menos de un año) de compañías argentinas, los fideicomisos financieros y fondos comunes, que tienen liquidez en 24 horas", detalla.

4) El que no arriesga no gana. Siempre existe, sin embargo, el inversor dispuesto a asumir más riesgos en pos de mejores rendimientos. Para los más agresivos, Juan Ignacio Di Santo, de Puente, plantea tres alternativas de mediano plazo: la primera, más conservadora, es buscar aprovechar la tasa en pesos con un bono de corto plazo como el Bonar (AJ12), que tiene una TIR de 19%, y una duration de 2 años. La segunda opción es el bono atado al crecimiento, que pasado mañana pagará cupón, y luego podría ser una apuesta interesante ya que, explica Di Santo, "hay buenas perspectivas de crecimiento para 2010". La tercera y última es aprovechando la corrección de los mercados, comprar ETF (instrumentos que replican el comportamiento de índices) de petróleo y de gas natural.

5) Nunca es temprano para pensar en la jubilación. Con la eliminación de las AFJP, la pensión futura es una preocupación de no pocos inversores. Por ello, Carlos Pillado Matheu, de PM&A Financial, cree que volcar el aguinaldo a un plan de ahorro también sería un buen uso del dinero. "Al final de un plan de ahorro –lo ofrecen compañías internacionales–, el cliente recibe el capital y lo destina a lo que quiere, a diferencia de un seguro de retiro, que no permite sacar todo junto, sino que el individuo cobra lo ahorrado mes a mes", explica Pillado Matheu. "Los montos mínimos mensuales de inversión están en alrededor de los 70 dólares. Para definir el monto de la cuota, hay que ponderar la expectativa de ahorro de la persona y los años activos que tiene para invertir, con el fin de que en el tiempo deseado llegue a un capital interesante, ya sea para usar como inversión o que al momento de jubilarse le permita mantener el mismo nivel de vida". Por caso, un trabajador de 40 años que aporte unos US$ 70 mensuales, al cabo de 20 años obtendría cerca de US$ 30.000.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.