Comenzarán a entregar subsidios a desocupados

Se destinarán 1000 millones de pesos
(0)
22 de enero de 2002  

Finalmente, el presidente Eduardo Duhalde firmó ayer el decreto que destina 1000 millones de pesos a la creación de planes de empleo para jefes o jefas de hogar desocupados.

Pasado mañana, el ministro de Trabajo, Alfredo Atanasof, entregará estos subsidios en la provincia de Buenos Aires.

Posteriormente viajará a los otros distritos, quizá comenzando por el norte del país, para repartirlos a gobernadores e intendentes, que tendrán la función de auditar su efectivo cumplimiento.

Parte de este dinero servirá para solventar a los desocupados con familia a su cargo (discapacitados o madres solteras) y el resto se ocupará en una suerte de salario "de inclusión social" para los trabajadores de industrias no competitivas.

El mecanismo dispuesto por el Gobierno consiste en subsidiar a los empleados de los sectores que no pueden competir con el exterior y, de esta manera, bajar los costos laborales y fomentar el desarrollo industrial. A cambio, las empresas deben comprometerse a no efectuar despidos.

El primer rubro que se beneficiará es la industria del calzado, según acordaron, la semana última, el presidente Eduardo Duhalde y los representantes de este sector.

Los montos de estos beneficios, tanto para el sector empresarial como para los jefes de hogar, serán de hasta 200 pesos y renovables cada tres meses.

Por otra parte, Atanasof recibirá mañana a la ministra de Desarrollo Social de Costa Rica.

"Tomaremos la experiencia de ese país, que es el que mejor desarrolló el seguimiento de la pobreza, según las Naciones Unidas", manifestó el funcionario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.