Bajo el signo de la incertidumbre

Aún no se consiguió un marco legal que permita al país lograr eficiencia al exportar e importar
Aún no se consiguió un marco legal que permita al país lograr eficiencia al exportar e importar
(0)
22 de enero de 2002  

En un intento por flexibilizar las trabas que desde diciembre pusieron al comercio exterior bajo riesgo de parálisis, el Ministerio de Economía dictó, la semana última, la resolución 13/02.

La norma -que se complementa con la comunicación "A" 3425 emitida por el Banco Central- estableció un nuevo sistema para ingresar divisas en el país producto de las exportaciones y también para efectuar giros al exterior de fondos para pagar las importaciones.

La resolución mejoró los restrictivos plazos de liquidación de divisas en el país que enfrentaban las ventas externas, a partir de la reinstauración del control de cambios, en diciembre último.

Pero, según la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA),aún se podrían mejorar sobre todo en el caso de bienes de capital, que tienen períodos de pago superiores al año.

Igualmente, gracias a la disposición, existe la posibilidad, en las operaciones en las cuales los plazos no alcancen, de satisfacer este requisito ofreciéndoles a los bancos la documentación relativa a la exportación por cobrarse.

Así, la entidad crediticia pasaría a financiar la operación y el exportador podría cumplir en término con la exigencia de ingresar las divisas en el país.

Pero esta alternativa no está exenta de inconvenientes: en el sector exportador no creen que puedan acceder fácilmente a esta clase de financiamiento (ver página 2)por lo que el marco legal actual seguiría siendo restrictivo.

"La experiencia de devaluación mexicana (en diciembre de 1994) consistió en un problema grave de crédito para el mercado interno pero al mismo tiempo se mantenían líneas externas para el comercio exterior. Es diferente de lo que pasa en la Argentina, que está en default y los bancos tienen los créditos del exterior cortados", dijo a La Nación el titular de la CERA, Enrique Mantilla.

A este problema se le agrega el hecho de que aún no se estableció cómo se comunicará a la Aduana que los exportadores liquidaron divisas en el país. Esta información es vital para que puedan cobrar los reintegros aduaneros.

Certificado

En el caso en que deban pagar asistencias técnicas o prefinanciación de exportaciones al exterior, deberán satisfacer los requisitos establecidos por la Resolución 1193, publicada el 4 del actual y por su modificatoria 1202/02.

Ambas normas establecen que quienes quieran realizar transferencias de divisas al exterior de operaciones de comercio exterior sin intervención bancaria deben gestionar un certificado de cumplimiento fiscal para acreditar que no tienen deudas impositivas.

Según Mantilla, esto complica más el panorama porque se establece un plazo de 20 días hábiles para la emisión del certificado.

Para evitar cuellos de botella, la CERA propone que se utilice, al menos de modo provisional, el certificado fiscal de compras (solicitado anteriormente por la AFIP) que "tiene los mismos datos y las empresas ya lo tienen en la mano", según el titular de la entidad.

Por su parte, los importadores trabajaron contrarreloj la semana última para cumplir con los requisitos fijados por la norma "A" 3425.

Esta medida establecía que estos operadores debían acercar a los bancos, con el día de ayer como límite(aunque finalmente se prorrogó el plazo hasta el lunes próximo), la documentación de las importaciones que se adeudan al exterior desde diciembre último por un valor de US$ 4500 millones.

Con esta información comprobarán que los giros solicitados son de operaciones genuinas y se beneficiarán con el tipo de cambio oficial que fijó al dólar a $ 1,40.

Los bancos intervinientes deben remitir, antes del límite temporal, la información de las importaciones al Banco Central. De lo contrario, se pagarán más caro con el tipo de cambio libre.

Pero, según la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), ya se dieron casos de bancos que anticiparon en el tiempo el límite de entrega de la documentación, pese a que hay firmas que deben girar por sí solas pagos de 600 operaciones.

"Hay un profundo malestar con los bancos y las empresas se sienten defraudadas por cómo las están atendiendo", dijo el gerente de la CIRA, Fernando Passarelli.

La Resolución 13/02 -que estableció plazos mínimos para pagar al exterior fijados según el rubro de las importaciones- tampoco genera mayor certidumbre en el ingreso de bienes. "La norma no obliga al Banco Central a girar los fondos en el día 91 en el caso de una importación cuyo plazo de pago vence a los 90 días ", ejemplificó el directivo.

Cayó la actividad en Puerto Nuevo

Las dificultades de las importaciones y las exportaciones tienen su correlato en el franco descenso que experimentó en enero la actividad del puerto de Buenos Aires.

El puerto movió en 2001 casi 60.000 TEU(unidad de medida equivalente al contenedor de 20 pies) al mes y para este año se espera un promedio de 40.000 TEU, aunque en enero "no creo que lleguemos a 25.000 TEU en total", dijo el interventor de la Administración General de Puertos (AGP), Ricardo Del Valle.

A su vez, el gerente general de Terminales Río de la Plata, Roberto Negro, indicó que su empresa bajará casi un 20% su actividad este mes: "El primer semestre seguirá la tendencia y luego se equiparará, pero no veo crecimiento", expresó.

Por su parte, el presidente del Centro de Navegación,Patricio Campbell, se quejó porque hay reparticiones del Estado "como la AGP y la Aduana" que establecieron sus cargos en dólares pese a la devaluación y porque aún los representantes de las navieras no pueden girar fletes al exterior. Es que existiría una contradicción entre la norma "A" 3425, que establece automaticidad en los giros de estos fondos, y los decretos que instauraron el control de cambios, que exigen una autorización previa del Banco Central.

La restricción está determinando bajas en la calidad de los servicios y que no se acepten fletes por pagar en el país; con lo que los exportadores quedan en manos de sus compradores al fijar el valor de estas tarifas.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.