China: el dragón quiere comer menos