China lanza la primera exposición internacional de importaciones

El gigante asiático profundiza su nueva etapa de apertura y la Argentina se prepara para ser protagonista
Nieves Guerrero Lozano
(0)
3 de mayo de 2018  

Shanghai, el centro económico más desarrollado de China
Shanghai, el centro económico más desarrollado de China Crédito: Shutterstock

"Más vale ejecutar temprano que tarde". Así, convencida, China decidió abrirse al mundo en forma "irreversible" y anunció la puesta en marcha de importaciones "que en los próximos cinco años ascenderán a más de 10 billones de dólares". Y como parte de este "plan maestro", el embajador Yang Wanming presentó en Buenos Aires la primera edición de una feria anual que estrenarán en noviembre, a la cual ha sido invitada la Argentina, entre doscientos países del globo.

Con una notable expectativa y acompañamiento por parte del Gobierno, de funcionarios provinciales relacionados con la producción y de cámaras e instituciones empresariales y sectoriales locales, los anfitriones chinos concretaron una exitosa convocatoria en el Hotel Sheraton, donde subrayaron los beneficios mutuos de participar en esta innovadora Exposición Internacional de Importación (CIIE, por sus siglas en inglés).

En ese ámbito, el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, fue el primero de los oradores en dar la bienvenida a la iniciativa del gigante asiático, en cuanto representa "la contracara del proteccionismo, convocando a sus importadores para hacer negocios con proveedores de todo el universo".

"Frente a un mundo que se presenta incierto cada vez con mayor intensidad, hay que ver cómo alcanzar acuerdos comerciales", señaló Etchevehere durante el encuentro, donde aseguró que "las economías de nuestro país y las de China son complementarias" y que los acuerdos firmados con ese país "fortalecen la relación y llevan a continuar trabajando en conjunto sobre nuevos desarrollos".

En ese marco, resaltó que las relaciones entre ambas naciones tienen una "nueva dinámica" y que el progreso comercial bilateral "es cada vez más intensivo y están dando sus frutos", tras lo cual mencionó "oportunidades en bioeconomía, genética, desarrollo de vacunas contra la aftosa, producción de carne vacuna con genética, y el desarrollo de eventos transgénicos".

A su turno, el secretario de Comercio, Miguel Brown, sostuvo que se "trabaja mucho con el gobierno de China para profundizar una relación de acercamiento", alineada con "el rumbo de inserción e integración al mundo" que proyecta el presidente Mauricio Macri.

Por su parte, Yang Wanming reseñó datos de la actualidad de su país y de los desafíos que alienta el PC chino, para "construir una potencia moderna que a grandes saltos se ha convertido en la segunda economía mundial y primera en el comercio de bienes, con un crecimiento en el comercio exterior (que cerró 2017) con un incremento del 14,2%", entre otros datos que les permite avanzar en el desafío de tener un "pueblo sin carencias".

Economía abierta

La voluntad de "compartir con el mundo las oportunidades y dividendos que trae la apertura" fue expuesta por el embajador chino en la Argentina, quien mencionó productos como las "carnes vacunas, langostino, calamar y vinos de calidad premium que llegan cada vez más a las mesas de las familias" de su república y la posibilidad de "aumentar las relaciones comerciales con más productos y servicios de alto valor agregado".

Aseguró que "la Argentina es un facilitador indispensable" en ese camino de desarrollo que se han trazado, que significa una "nueva etapa del socialismo hacia el rejuvenecimiento" y que sintetizó en cuatro ítems: seguir perfeccionando mecanismos bilaterales; explorar el potencial en rubros como transporte y vías ferroviarias, tecnología y energías alternativas; reforzar lazos en e-commerce, así como promover el comercio bilateral con valor agregado; y explorar nuevos canales de cooperación financiera.

Asimismo, abarcó la importancia de avanzar en la "cooperación cultural, educativa, y también en el turismo y hasta en el fútbol, como parte de la Franja de la Ruta, una política pública popular que es reconocida por organismos internacionales", subrayó.

Así presentada, Yang Wanming aclaró que esta no es "una simple exposición, sino que se relaciona con la decisión política de abrirse proactivamente al mercado". La CIIE "contribuirá a fortalecer el multilateralismo, dará impulso a la facilitación del comercio y a la edificación de una economía mundial más abierta, en el marco de la Franja y la Ruta, iniciativa que tiene sus raíces en los cuarenta años de la reforma y la apertura" del país asiático, remarcó el diplomático.

Advirtió que la Ruta de la seda, apuntando al siglo XXI, ha ido adquiriendo "matices referidos a la apertura e inclusión, con un aprendizaje recíproco y beneficio mutuo, con mecanismos bilaterales y multilaterales y un desarrollo coordinado e interconectado".

Pymes preparadas

Que esta Exposición de China "es una oportunidad para las pymes argentinas no quedan dudas", destacó Alejandro Wagner, director de Comercio de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici), entidad que participó en la organización de la jornada y que viene trabajando junto con la embajada argentina en Pekín que encabeza Diego Guelar, para aprovechar oportunidades de nicho.

No obstante, Wagner remarcó que los empresarios argentinos "deben ir muy bien preparados a la feria para poder conquistar con sus ofertas a los importadores asiáticos que visiten nuestro pabellón".

También Javier Arana, subsecretario de Estrategia Comercial y Promoción Económica de la cancillería argentina, puso en relieve el empeño que pone el país para profundizar las posibilidades comerciales en China, donde cuenta con diversas representaciones, una veintena de funcionarios dedicados a los temas comerciales y un agregado para los asuntos agrícolas.

Diego Guelar cerró los discursos, antes de que los organizadores chinos detallaran las características de la prometedora Exposición de Importación y los beneficios para quienes se animen a ofrecer allí sus productos y servicios. El diplomático se refirió a esta "posibilidad única" de desembarcar en territorio asiático, donde "los productos argentinos son muy bienvenidos".

Guelar señaló la existencia de "once zonas francas listas para que se instalen empresas argentinas" y también las "oportunidades que presenta el e-commerce. Ante la avidez de China, el desafío es agregar valor a nuestros productos", sentenció.

El stand de la Argentina, confirmado

La CIIE tendrá lugar entre el 5 y el 10 de noviembre próximo en el Centro Nacional de Exposiciones y Convenciones de la ciudad de Shanghai.

Se informó que el predio ferial cuenta con una superficie de 500.000 metros cuadrados, donde se instalará una exposición comercial empresarial, una de comercio de mercancías, otra de comercio de servicios y pabellones para cada país. También se dieron precisiones sobre las facilidades de transporte y las atracciones que rodean al lugar, ubicado en el centro económico más desarrollado de China, en torno al delta del río Yangtzé, de gran interés turístico.

La Argentina tiene confirmado su stand de 162 metros cuadrados en esta próxima Exposición Internacional de Importaciones y, al momento de la presentación, se indicó que dos firmas locales ya confirmaron su participación en la feria: Laboratorios Bagó y la bodega Antonio González.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.