China se hace sentir

Desde Airbus dijeron que cancelaría la compra de aviones
(0)
13 de marzo de 2012  

Casi al mismo tiempo que China bloqueaba las compras de aviones del fabricante europeo Airbus por parte de compañías de su país en represalia contra la tasa carbono, la Comisión Europea recalcaba que reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que provoca la aviación conviene a todo el mundo.

"Airbus sufre medidas de represalia. El gobierno chino rehúsa aprobar pedidos de aviones de largo recorrido por parte de compañías chinas", dijo el consejero delegado de la Sociedad Europea Aeroespacial y de Defensa (EADS), Louis Gallois, según la agencia. Durante la presentación de los resultados del grupo, la semana última, Gallois sostuvo que la evolución de la directiva comunitaria del comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés) en la UE puede tener "una posible repercusión industrial".

Estimó que la oposición de China al sistema europeo de comercio de emisiones –que desde el 1° de enero obliga a todos los aviones que operen en la UE a pagar por cada tonelada de CO2 que emitan durante los vuelos– puede perjudicar el incremento de la producción de algunos de sus modelos.

Gallois pidió a la UE que renuncie a aplicar la tasa debido a la oposición del resto del mundo. Las ventas de 45 aparatos –10 superjumbo A380 y 35 A330– están en juego, dijo. Veintiséis de los 36 miembros de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) cuestionan la medida, entre ellos China, Estados Unidos y Rusia.

Por su parte, el portavoz comunitario de Acción por el Clima, Isaac Valero, se abstuvo de hacer comentarios sobre decisiones comerciales, pero recalcó que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero beneficia a todo el mundo.

"No va en el interés de nadie tener una guerra comercial, como a menudo leemos en la prensa, pero va en el interés de todo el mundo reducir las emisiones que provoca la aviación", dijo.

Hace unas semanas, varios países opositores al sistema ETS se reunieron en Moscú para coordinarse y debatir medidas de represalia contra la UE, aunque el texto de conclusión no incluía ninguna propuesta concreta, según EFE.

Bruselas insiste en negar que la tasa sea ilegal dentro del marco del derecho internacional, posición que respaldó en diciembre último el Tribunal de Justicia de la UE, pero por el momento no ha logrado convencer a sus socios de que la acepten sin oponer resistencia.

La CE ofrece a los países que no quieren pagar la tasa que adopten medidas equivalentes para la reducciónde las emisiones –tal y como está previsto en la legislación comunitaria–, pero por el momento tampoco se conocen avances concretos en este sentido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.