Comienzan a flexibilizar el corralito externo

Los agentes marítimos pudieron enviar fondos al exterior
Los agentes marítimos pudieron enviar fondos al exterior
(0)
29 de enero de 2002  

Los agentes marítimos que operan en el mercado local lograron la semana última empezar a girar fondos al exterior correspondientes a fletes comercializados en el país.

Estos fondos se hallaban paralizados en la Argentina desde principios de diciembre último, cuando se instauró el control de cambios y también se estableció el requisito de contar con una autorización previa del Banco Central para evitar que se profundice el egreso de divisas.

Si bien la comunicación "A" 3425 del Banco Central incluyó dentro del mercado oficial (con un tipo de cambio de $ 1,40 por dólar)el envío de fletes marítimos al exterior, las transferencias de capital sólo pudieron comenzar el miércoles último.

Es que, según algunos bancos privados intervinientes en las operaciones, se registraban contradicciones entre esa norma y la que instauró el control de cambios, que pedía en estos casos una autorización previa del Banco Central para efectuar el giro. Pero también habría influido la escasez de divisas que enfrenta la Argentina.

La imposibilidad de enviar al exterior los recursos estaba provocando que las líneas marítimas consideraran seriamente disminuir la calidad de sus servicios y no aceptaran fletes por pagar en la Argentina. Así, los exportadores nacionales quedaban en manos de los importadores extranjeros a la hora de fijar tarifas de transporte.

También estaba poniendo en riesgo la permanencia de los servicios aéreos entre el país y el exterior, con lo que se esperaban bajas sensibles en los US$ 3300 millones que genera anualmente el turismo.

"Las cosas se están empezando a encaminar. Ya se realizaron algunas transferencias", dijo a LA NACION el apoderado general del Centro de Navegación, Raúl Filidoro.

No obstante, todavía falta recorrer un trecho considerable para llegar a transferir todo lo adeudado al exterior en concepto de transporte internacional, que sumaría alrededor de 1500 millones de dólares.

No es un trámite sencillo. Para lograr la transferencia de las distintas operaciones, los agentes marítimos deben presentar documentos tales como el conocimiento de embarque, el recibo de embarque y el certificado de cumplimiento fiscal, establecido por la AFIP.

Para que se destrabe la situación, tuvo que mediar una reunión de empresarios de turismo y autoridades de la Junta de Representantes de Compañías Aéreas (Jurca) con el presidente Eduardo Duhalde. A partir de ese encuentro -que se realizó el lunes último y por la intervención del secretario de Turismo, Daniel Scioli- , se discutió el problema en las reuniones de gabinete y se pidió a la Secretaría de Hacienda estudiar el tema.

Posición

La Jurca transmitió al Poder Ejecutivo la posición de los agentes marítimos representados por el Centro de Navegación. Ambos sectores agrupan a transportistas internacionales y sufrían las mismas limitaciones para enviar capital al exterior luego de deducir gastos locales, por lo que venían realizando reuniones entre sí.

Curiosamente, las líneas aéreas -que llevaron la voz cantante del sector del transporte internacional ante el Presidente- no habían logrado al cierre de esta edición enviar los fondos de pasajes vendidos en el país al exterior y tampoco las compañías nacionales habían podido girar capitales en concepto de pago de leasing o de servicios de reparación tomados en el extranjero.

Al respecto, el presidente de la Jurca, Fernando Dozo, señaló que su sector aún está "en la dulce espera" aunque tiene expectativas de poder transferir fondos pronto.

Dozo piensa en la posibilidad de que se dicte una norma del Banco Central que permita dar celeridad a los giros al exterior del transporte. A su vez, Filidoro opinó que se debería emitir un instructivo para evitar que sigan las discrepancias entre los bancos en torno de los requisitos necesarios para girar al exterior.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.