Con viento de cola, pero mucha tarea para el hogar

La economía real volverá a tomar protagonismo de la mano del incremento sostenido de la demanda por materias primas proveniente de Asia. Qué sucederá con el intervencionismo y el comercio administrados
(0)
29 de diciembre de 2009  

La gran tormenta que azotó al mundo da señales de haber amainado y la Argentina no sólo logró capearla sino que el pronóstico para 2010 anticipa que tendremos viento de cola. Eso sí, como cuando se compran productos electrónicos, hay una gran etiqueta de advertencia, y paradójicamente, los mayores inconvenientes pueden surgir desde adentro.

La lista virtual contiene elementos muy variados, desde el fantasma de la inflación y la necesidad de aumentar el diálogo entre el sector público y el privado hasta buscar las vías necesarias para incentivar la inversión, haciendo foco en la infraestructura.

"El contexto internacional vuelve a ser extraordinariamente favorable para la Argentina, sobre todo en el mediano y largo plazo. Las dificultades son de orden interno y de carácter político. Después de su derrota del 28 de junio, el ex presidente Néstor Kirchner ha lanzado una ofensiva generalizada contra todos los factores de poder al mismo tiempo: los medios de comunicación, los empresarios (UIA, AEA), el campo, la Iglesia, y la opinión pública. Esto ha provocado una crisis política que tiende a transformarse en crisis de gobernabilidad, con tendencia a la acción directa de todos los sectores sociales y políticos", dijo Jorge Castro.

El presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico cree que el país tiene nuevamente una oportunidad histórica por el auge de largo plazo de la economía mundial, pero que al mismo tiempo profundiza su conflicto político interno y acentúa su desunión nacional. Así, resumió, la Argentina enfrenta el año que está por comenzar.

Néstor Stancanelli, director nacional de Negociaciones Económicas Internacionales, a su turno, habló de la necesidad de cultivar el diálogo.

"Hace falta buscar soluciones a través del diálogo entre los distintos sectores de la sociedad y de la política, entender que la Argentina está de pie a pesar de esta tremenda crisis internacional cuando antes, con el soplido de una hoja, como fue el caso de la crisis en México o la devaluación del real, nos caíamos. Hicimos un esfuerzo notable y tendríamos que tener una imagen más positiva de nosotros mismos. A veces hay demasiada conflictividad, no se analizan los frutos que ha rendido este esfuerzo y no tenemos conciencia del valor de nuestras propias fuerzas, que tenemos capacidad de ahorro interno y polos de desarrollo tecnológicos importantes. Vendimos el último reactor nuclear de investigación que está en Australia y tenemos posibilidades de hacer lo mismo en otros países desarrollados", comentó.

-¿Qué color tendría el semáforo virtual del país para 2010?

-Con relación a 2009 sería luz verde, pero en relación a lo que debemos alcanzar le pondría luz amarilla en el sentido de que tenemos que trabajar muy fuerte, persistir en todo lo que son las políticas de diversificación de nuestras estructuras productivas y fundamentalmente incentivar el proceso de inversión pública y privada. Pública en materia de infraestructura ferroviaria y caminera, de ayudar a las empresas con infraestructura en parques industriales, con medidas que estimulen el desarrollo de la producción local también teniendo en cuenta la preservación de la competitividad de nuestra producción ante estos paquetes financieros y de estímulo enormes que han aplicado los países desarrollados. No será un lecho de rosas porque el mundo está atravesando graves problemas, pero si los argentinos tenemos esta mirada positiva creo que puede ser un buen año en el que vamos a reencauzar nuevamente el crecimiento y con buenas perspectivas para el futuro.

Pese a su mirada optimista, Stancanelli admite que si bien la economía local crecerá, no lo hará a los valores a los que lo hacía en los años anteriores a la crisis. "No creceremos al 8 o 9%, como lo veníamos haciendo, pero puede llegarse a una tasa como la que estaba prevista de un 4% teniendo en cuenta que en comercio exterior, en exportaciones, podemos tener un aumento del 10 a 15% respecto de los valores que se darán en 2009, con lo cual tanto en la tasa de crecimiento como en comercio exterior estaremos por encima de lo que los principales organismos financieros pronostican como media para el mundo. Es de esperar también que algunas circunstancias que afectaron a la Argentina, como el factor climático, cambien en sentido positivo", concluyó.

Alberto Ades, economista de Citigroup, tituló la charla que dio durante la última Conferencia Anual de FIEL "Vientos de cola generan desafíos y oportunidades". Habló entonces de que la recuperación global continúa consolidándose ya que los últimos datos confirmaron que Estados Unidos, Europa y Canadá retomaron el crecimiento positivo en el tercer trimestre de 2009 y eso marcaría el fin técnico de la recesión en esas regiones, a lo que se suma la franca recuperación de Asia.

Para las economías latinoamericanas, vaticinó un 2010 con los siguientes desafíos:

* Presiones a la apreciación de los tipos de cambio reales debido a un dólar más débil, suba de precios de las commodities y recuperación del nivel de actividad

* Inflación en alza. En algunos países vemos niveles de inflación cercanos convergiendo hacia las metas anuales ya para el segundo o tercer trimestre, posiblemente forzando la suba temprana de tasas

* Deterioro en cuentas fiscales y cuenta corrientes. En Brasil, Argentina y Venezuela, gran parte del estímulo consistió en el incremento del gasto corriente (salarios y empleo) que es inflexible a la baja y que va a demandar suba de impuestos en el mediano plazo

Ades alertó sobre un posible deterioro en la cuenta corriente regional por una combinación de dólar débil, mayor demanda interna y desequilibrios fiscales, y dijo que uno de los cuellos de botella en la región se dará por la desinversión en el sector energético. En ese sentido, señaló a Venezuela, Ecuador, República Dominicana y Perú como los países que están en mayor riesgo.

Habló por último de la incertidumbre política en Brasil (en octubre de 2010 se realizarán elecciones presidenciales) y los efectos de la corriente de El Niño, con serios riesgos de inundaciones y sequías para la región.

Beatriz Nofal, presidenta de la Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones (ProsperAr), dijo que el escenario global de lenta recuperación que vivimos tiene ciertos riesgos de fragilidad, entre ellos el desempleo y los sustanciales desequilibrios fiscales de deuda que quedan en los países desarrollados.

"La vuelta a un nuevo sendero de crecimiento brinda una oportunidad para el país. El crecimiento de las economías asiáticas y de los países de Africa, cambia los hábitos alimenticios y eso impactará en la demanda de alimentos. Además hay que tener en cuenta la creciente tendencia en los países desarrollados en la demanda de alimentos ecológicos y gourmet. Otro tema muy importante en la agenda mundial es el de cambio climático. Es una cuestión de enorme relevancia y esto se reflejará en el incremento de la demanda de energías limpias y renovables, y en eso la Argentina está bien posicionada, como el resto de la región, no sólo en biocombustibles, sino en energía eólica, solar e hidráulica. Y por último el tema de la deslocalización de ciertos eslabones de las cadenas productivas se va a acentuar por presiones competitivas. La Argentina está integrada pero no tanto como Brasil, y ésta es una oportunidad para integrarse en eslabones más sofisticados", enumeró.

Durante el seminario "Inversión, productividad y crecimiento en el nuevo escenario global", organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Cepal y ProsperAr aseveró que para aprovechar este nuevo escenario internacional, la inversión es un factor crítico y admitió que hay importantes factores para abordar en la materia.

"La existencia de fallas de mercado, problemas de coordinación y externalidades hacen conveniente la participación del Estado para promover un ambiente de inversión favorable y remover obstáculos. La teoría económica y la estrategia empírica muestran que los países que dieron el salto cualitativo de alguna manera tuvieron una suerte de estrategia de desarrollo de inversiones y una de la razones es que ello reduce los niveles de incertidumbre y favorece el consenso social. Usamos una metodología de análisis para identificar dónde estaban los principales obstáculos en la inversión que desarrollaron Hausmann, Rodrik y Velasco que se llama Growth Diagnostics. Muy simplificado, dice: para que haya inversión tiene que haber rentabilidad, horizonte de retorno, y una forma de financiarla. La Argentina ha tenido rentabilidad -en los últimos años hay sido muy buena-, en términos de horizontes de retorno daba la mayor sustentabilidad macro. Un problema tradicional era que cuando uno invertía no sabía qué iba a pasar en el tercer año, pero tuvimos un ciclo excepcional y ese problema no se dio. Sí con el paso del tiempo los problemas en cuestiones microeconómicas de tipo regulatorios han adquirido más relevancia", contó.

Luego, compartió algunas cifras con el auditorio. "La inversión extranjera directa creció superando el promedio de los 90 sin privatizaciones. El año pasado creció 51%. Llegamos a US$ 10.000 millones, algo por debajo del potencial de la economía argentina. Pero la crisis impactó en el comercio. En el primer trimestre se contrajo 19%, pero la inversión se derrumbó: en el primer trimestre de 2009 cayó 44%. La inversión extranjera directa, el primer trimestre se cayó en línea con el mundo, 48%; el segundo trimestre se cayó mucho más que en el mundo, 88%. La caída no es sólo de flujos, hay una mayor salida al exterior en concepto de remisión de utilidades y dividendos y también en concepto de cancelación de deudas con matrices. Si bien hay factores locales también hay factores internacionales, ha habido mayor presión de las matrices de requerir asistencia de las subsidiarias, y en la Argentina buena parte de la inversión extranjera directa se hizo en los últimos años con reinversión de utilidades."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.