Economías regionales. Dólares que crecen en los árboles