Eduardo Bastitta. "Hay un movimiento incipiente de la evolución logística del e-commerce en el país"

El CEO y cofundador de Plaza Logística dice que el sector puede crecer más de diez veces en menos de una década
Ana Belén Ehuletche
(0)
5 de diciembre de 2019  

Eduardo Bastitta, CEO y co-fundador de Plaza Logística
Eduardo Bastitta, CEO y co-fundador de Plaza Logística

El sector que menos interés le generaba en sus años de universitario se convirtió en una "pasión" para Eduardo Bastitta, que dirige Plaza Logística, y asegura que hoy la actividad está captando la atención de profesionales innovadores. "Con el desarrollo de seis parques logísticos en el área metropolitana, sentamos bases sólidas y estamos preparados para avanzar", señala. Y, aunque la meta inicial de convertirse en "proveedores de infraestructura líderes del cono sur" está cerca, dependerá también de la evolución del contexto. "Países que veíamos como muy atractivos para expandirnos de repente están con convulsión social y eso, obviamente, lo miramos con mucha preocupación", advierte.

Para cerrar un balance positivo de los primeros diez años, en los que pesó la financiación que recibió la empresa de organismos de crédito internacional como la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), una institución del gobierno de Estados Unidos, y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), este año Bastitta fue seleccionado por la red global de emprendedores Endeavor.

Próximamente concluirá un centro de distribución que desarrolla para Mercado Libre, un espacio de operaciones que "potenciará el desarrollo del e-commerce en la Argentina". Y generó el primer bono verde que lanzará al mercado de capitales antes de fin de año. "Cada vez más los inversores toman decisiones de inversión con conciencia ambiental y social, que tienen que ver con proyectos sustentables y sostenibles", destacó. Tras sortear avatares de la economía, apunta a cambios estructurales para salir de la recesión, y opina que "si la Argentina no va hacia una economía bimonetaria pura, volveremos a fracasar".

P-¿Qué novedades presentan los parques logísticos?

R-Existen alternativas complementarias de los grandes centros de distribución que son básicamente depósitos más chicos ubicados dentro de las ciudades, conocidos como urban warehousing; tienen muchas externalidades positivas, tanto para el desarrollo del comercio electrónico como en términos de mitigar el impacto de las operaciones logísticas en el tránsito y el ambiente en general.

P-¿Cómo analiza el crecimiento del comercio digital?

R-Recién estamos viendo un movimiento incipiente de lo que va a ser la evolución de la red logística del e-commerce. El año pasado movió unos 45 millones de paquetes, cerca de un paquete por habitante, pero el mundo desarrollado está llegando a 30 paquetes por habitante. Es muy probable que en la Argentina en los próximos 5 a 7 años este sector pueda crecer no menos de diez veces. Y, en buena medida, el impulso lo generará el fulfillment service de 38 mil metros cuadrados que desarrollamos para Mercado Libre, que apunta a crear 900 empleos.

P-¿En que se apoyaron para desarrollar el proyecto?

R-Los diseños siempre los hacemos en conjunto con nuestros clientes. Aportamos desde la propia experiencia en parques multiclientes y a partir de lo que recorrimos en el mundo; visitamos varios fulfillment de Amazon. Pero a la hora de evaluar las condiciones locales se plantean muchas diferencias. Por ejemplo, los conflictos de seguridad. En Brasil cualquier predio industrial es prácticamente un bunker, está preparado para ataques masivos, lo que genera un incremento de costos. En el otro extremo, en Estados Unidos prácticamente llegas a la puerta del depósito sin ningún tipo de control. En la Argentina buscamos un equilibrio, con altos estándares de seguridad y costos más bajos, pero sin perjudicar la eficiencia y la productividad.

P-En 2011 recibieron los primeros créditos de organismos internacionales y eso se reiteró en 2018. ¿Cómo se accede?

R-En el caso de la OPIC, primero tuvo que aprobarnos como país de destino y después darnos a dos jóvenes US$10 millones; luego recibimos otro de US$30 millones del BID y la OPIC, y este año el tercer préstamo de US$40 millones. En estos años entendí que los préstamos de los organismos multilaterales están disponibles para todo el que quiera acceder, en general para negocios de cierta envergadura. Pero requieren un volumen de trabajo y dedicación muy grande. Algo que no genera costos, porque es un camino virtuoso, pero quizás no tienen la flexibilidad que necesita una empresa en el momento de crecimiento.

P-¿Qué balance hace de este gobierno y qué espera de la nueva gestión?

R-El gran déficit que tenemos en Argentina es el económico. No haber logrado conducir al país en la senda del crecimiento representa una frustración muy grande, pero creo que hubo avances en muchos aspectos institucionales. Tengo expectativas positivas respecto a los nombres que circulan para conformar el próximo gabinete de gobierno. Se habla mucho de que necesitamos crecer, pero parece que no entendemos lo que eso significa: básicamente, liberar la fuerza de los 45 millones (de habitantes). La Argentina necesita estabilizar las variables macro: mientras en países vecinos el crédito en el sector privado representa más del 50% del PBI, en nuestro país no llega al 10%, y eso es un escándalo. Si llevamos el financiamiento del 10% al 40%, se reflejará un crecimiento extra de la economía de 30 puntos, el problema es que no tenemos los recursos necesarios para generar confianza en el peso. Si la Argentina no va hacia una economía bimonetaria pura para salir adelante, volveremos a fracasar. Creo que contaremos con apoyo del exterior, pero tenemos que pensar fuera de la caja.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.