El fideicomiso crece como alternativa de crédito para las Pyme

Se creó un fondo para poroteros del NOA
(0)
20 de mayo de 2003  

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), un reducto hasta ahora inalcanzable para las pequeñas y medianas empresas, quiere que en sus recintos centenarios se solucione la falta de crédito a las Pyme.

En la misma Bolsa se lanzó la semana última el Secupyme II, el segundo fideicomiso productivo que organizaron Garantizar SGR, el Banco de Valores, la Bolsa y el Banco Nación, que tentó a inversores privados e institucionales para armar un fondo de US$ 1.800.000 mediante la emisión de títulos de deuda de 15 Pyme productoras de porotos de Salta y Jujuy.

Ese monto financiará desde la compra de semillas hasta la cosecha, la industrialización y la comercialización del producto, por parte de Hierros SA, una trader del Grupo Cremer.

Aunque los valores y los beneficiarios sean reducidos, los organizadores justificaron la trascendencia del proyecto no sólo por darles crédito a las Pyme reemplazando un rol propio de la banca financiera, sino en que esta actividad es una de las mayores generadoras de empleo por cada dólar exportado y es un sector que creció un 200% en los últimos diez años.

Además, la Argentina es el segundo exportador (por US$ 300 millones) y octavo productor mundial de porotos negros y alubias. Es la principal economía del NOA y se exporta el 80% de lo cosechado y procesado, principalmente a Europa.

Por su apuesta, los capitalistas obtendrán un rendimiento del 8,5% anual en 270 días, contados a partir del 22 de abril último, cuando se colocaron los títulos en la Bolsa.

Durante la presentación de este instrumento de crédito, el presidente del Banco Nación, Horacio Pericoli, señaló que "estamos en pleno proceso de sistematización financiera, mientras tanto hay que buscar mecanismos para que el ahorro de la gente vaya a financiar las actividades productivas porque tengo mis dudas de que las actividades financieras sean las únicas alternativas".

Operatoria

Garantizar brindó el aval necesario a los inversionistas sobre la conveniencia y seguridad de disponer de fondos para financiar a los poroteros. En efecto, la sociedad de garantías recíprocas evaluó el riesgo y seleccionó 13 Pyme salteñas -10 del departamento de San Martín (financiadas con US$ 1.200.000), dos de Orán (US$ 230.000) y una de Metán (US$ 200.000)- y dos Pyme jujeñas, de Ledesma y San Pedro (US$ 170.000).

También organizó técnicamente el fideicomiso mediante la titulización de letras de cambio a la vista, es decir, títulos en dólares avalados por ella misma y librados por las Pyme seleccionadas, a la orden de cada empresa, y por un monto individualizado en cada emisión.

Luego de la colocación de los títulos suscriptos por los inversores, el fiduciario comprará las letras de cambio avaladas por la SGR, en virtud a los derechos de cobro sobre los boletos de compra/venta de cereales que acreditan los productores.

El agente fiduciario y organizador de la colocación es el Banco de Valores, mientras que la sociedad de Bolsa, Nación Bursátil, es el colocador principal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.