El Gobierno prepara una ofensiva para desarticular el comercio ilegal

Quieren erradicar las ferias que venden con importación desleal en todo el país
(0)
4 de diciembre de 2001  

El combate contra la importación desleal no se gana si se ponen todas las fichas en intentar un control eficaz de las operaciones de comercio exterior para evitar el ingreso ilícito de mercancía al país.

Hay que regular, con igual énfasis, métodos alternativos de entrada de productos como el tráfico vecinal fronterizo y desarticular los circuitos de comercialización ilegales en el mercado interno. Es decir, las ferias y los puestos que venden productos de contrabando, muchas veces con marcas falsificadas, a lo largo de todo el país.

Por eso, Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP, organismo madre de la Aduana) dictó el 17 de octubre último la resolución general 1116/01.

Esta norma redujo de $100 a $50 los cupos de compras en los países vecinos que pueden realizar los ciudadanos argentinos de las provincias fronterizas y generó resquemores en Paraguay (ver nota aparte), Brasil y Bolivia.

"La Argentina en uso de todas las facultades del Estado va a celebrar una batalla frontal contra el comercio ilegal que destruye al empleo argentino y alimenta circuitos de dinero en negro alentando la corrupción y el crimen organizado", dijo el titular de la AFIP, Armando Caro Figueroa y el jueves último en una conferencia de prensa , luego de reunirse con el titular de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME)Osvaldo Cornide y con directivos de las cámaras de comercio de las provincias del NOA y del NEA.

Los empresarios nacionales, por su parte, respaldaron públicamente la decisión oficial de disminuir el cupo de compras del tráfico vecinal fronterizo y coincidieron con el titular de la AFIPen que estaba siendo utilizado por organizaciones delictivas para ingresar mercancías a precios viles. La venta de estos bienes estaban provocando la pérdida de fuentes de trabajo y cierres de comercios en el interior del país.

"En el 2000 las ventas en las fiestas bajaron un 32% -señaló Cornide-. En Posadas, donde últimamente hubo una actitud de tolerancia cero por parte de la AFIP, subieron un 20 por ciento. Esto demuestra cómo se puede cambiar una tendencia cuando hay decisión política." Los ejecutivos le pidieron al titular de la AFIPfirmeza en la lucha contra la importación desleal y le ofrecieron un relevamiento de comercios y ferias donde se venden productos ingresados ilegalmente.

Caro Figueroa expresó que la Nación celebrará convenios con las provincias para combatir en forma más efectiva estos centros de venta informal y anticipó que la semana próxima funcionarios del Ministerio de Trabajo, de la AFIPy de la Secretaría de Comercio se reunirán con empresarios textiles, del calzado y de la indumentaria, entre otros sectores, para acordar nuevas medidas concretas contra el comercio ilegal.

Una de esas normas, que ya está siendo estudiada en el Ministerio de Economía, podría ser la de prohibir la importación de bienes con marcas falsificadas para evitar violaciones de derechos de propiedad intelectual. Además, se tomarían recaudos para impedir la entrada al país de pilas en mal estado.

Tránsitos internacionales

El director general de Aduanas, César Albrisi, también estuvo en el encuentro y contó a LA NACION que, gracias al reciente acuerdo que suscribió con la aduana paraguaya, se minimizará las posibilidades de fraude en los tránsitos internacionales que se originan en zonas francas chilenas y uruguayas y atraviesan el país con destino a Paraguay.

"Tendremos un documento en estas operaciones firmado por los delegados paraguayos en zonas francas, que las habilitará a circular en el país. Esto significa prácticamente eliminar los desvíos", señaló.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.