El tabaco correntino, en Argelia