Faltantes en góndola: desvelados por el consumidor

GS1 Argentina presentó un nuevo informe sobre faltantes de mercadería en góndola (FMG), que apunta a revelar las causas que provocan esta situación, crítica para los operadores
GS1 Argentina presentó un nuevo informe sobre faltantes de mercadería en góndola (FMG), que apunta a revelar las causas que provocan esta situación, crítica para los operadores
Liliana Iglesias
(0)
25 de septiembre de 2012  

Los faltantes de mercadería en las góndolas de los supermercados afectan a todos los involucrados en la cadena de abastecimiento; en consecuencia, son diversas las variables que participan para que finalmente un producto se encuentre o no en el lugar habitual de exposición en el momento que el consumidor lo necesita.

En este sentido, ante un faltante, el consumidor adopta distintas actitudes: puede sentir frustración por no encontrar el producto "deseado", sustituir la marca habitual, comprar otra presentación del producto o, simplemente, abandonar el salón de ventas. Es por esto que GS1 Argentina realiza desde hace diez años, el Estudio de Faltante de Mercadería en Góndola (FMG) conjuntamente, con distintas cadenas de supermercados y proveedores para que aporten datos reveladores sobre los motivos del faltante especialmente, en cuatro categorías clave: alimentos, cuidado del hogar, bebidas e higiene personal.

El objetivo del estudio es, en definitiva, exponer detalladamente las causas que originan los faltantes detectados y mostrar el porcentaje promedio de quiebres de stock del mercado; de esta manera, las empresas pueden obtener datos concretos para optimizar los procesos, reducir los quiebres de stock, incrementar ventas y utilidades y fundamentalmente, brindar un mejor servicio al consumidor final.

Primero, se unificaron los criterios de valoración: "Un FMG es todo producto que no pueda ser localizado por el consumidor final en el lugar habitual de exhibición dentro del salón de ventas (exhibición primaria)". Luego, entre el 5 de mayo y el 15 de junio de 2012 se realizaron 200.998 mediciones de 5700 productos de mayor venta dentro de las categorías de alimentos, cuidados del hogar, bebidas e higiene personal. Estos productos corresponden al portafolio de unidad de guardado de inventario SKU (stock keeping unit) y registraron 173.885 faltantes (13,49%) del total de mediciones realizadas. Según Rubén Canónico, gerente general de GS1 Argentina, en el estudio FMG 2012 se mejoraron los procesos y se incorporaron herramientas tecnológicas que dieron por resultado una mayor disponibilidad de los datos y una mayor confiabilidad en todo su desarrollo.

Participantes

Para llevar a cabo el 11° estudio anual de FMG y obtener datos sobre las causas de los faltantes identificados, GS1 Argentina convocó a 7 cadenas y 118 salones de ventas localizados en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, GBA, Neuquén, Córdoba, General Roca (Río Negro), Mendoza, Rosario, Santa Rosa, Bahía Blanca, Trelew, Comodoro Rivadavia, Tucumán y Salta. Para ampliarlo se incluyeron además, datos suministrados por 15 proveedores a quienes se les enviaron los quiebres atribuidos a su responsabilidad, para que indiquen las causas propias que los originaron, o bien para que rectifiquen la información relevada.

De las 200.998 mediciones, el informe reveló que 173.885 (86,5%) de los productos estaba disponible, y el resto 27.113 (13,%) correspondía a los faltantes. En comparación con el año anterior, el informe reveló 13,5%, un punto y medio por debajo de los resultados obtenidos en 2011 (14,9%).

Además, para conocer la respuesta de los consumidores ante un faltante, se realizaron en los locales visitados, 4875 encuestas que revelaron que el 76 por ciento de los consumidores encontró el producto que buscaba, mientras, que el 24 por ciento restante no.

Ante la pregunta: "¿dónde realiza sus compras?", el 41 por ciento de los encuestados respondió "mayoritariamente en este lugar", el 34 por ciento contestó que "únicamente en este lugar", el 8 por ciento respondió "ocasionalmente en este lugar" y el 17 por ciento dijo que "en cualquier lugar".

Respecto de la actitud de compra del consumidor ante la falta de producto en góndola, la encuesta reveló que el 30 por ciento decide comprar otra marca u otro tipo de producto; el 23 por ciento va a otro negocio; el 20 por ciento compra otra presentación de ese producto; el 15 por ciento no compra ese día; y por último, el 12 por ciento compra en otra tienda de la misma cadena.

En cuanto al abastecimiento del local, el 15 por ciento de los consumidores lo consideró excelente, el 38 por ciento muy bueno, otro 38 por ciento bueno, el 8 por ciento regular y el 1 por ciento restante, malo.

Causas

Los motivos que determinaron los faltantes responden a diversas variables; sobre el abastecimiento en general, el informe reveló que el 27,5 por ciento de las cadenas consultadas indicó que el proveedor no entregó el producto; el 25,6% que el local no realizó ajustes de inventario; el 21,8 por ciento que no se repuso la mercadería en sector; el 8,9 por ciento que el centro de distribución no entregó los pedidos a tiempo; el 8,1 por ciento que la sucursal no trabajaba el producto; el 6,3 por ciento corresponde a "otros motivos inherentes al local", y el resto, el 1,6 por ciento conforma el porcentual de "otros motivos de menor representatividad".

Según el tipo de formato, el faltante identificado registró un 13 por ciento en hipermercados y un 13,6 por ciento en supermercados, mientras que en los minimercados el faltante fue del 25 por ciento. En cuanto al tipo de familia de productos, el faltante registró 15,3 por ciento en productos de higiene personal; un 14 por ciento en cuidado del hogar; 13,5 por ciento en alimentos, y 12,4 por ciento en bebidas.

También se analizó el tipo de rotación del producto. En este sentido, el informe arrojó que del total de productos medidos, 144.344 (12,3 por ciento) tiene alta rotación; 42.383 (15,4 por ciento) presenta rotación media y 14.271, (19,6 por ciento) es de baja rotación.

En referencia a los tiempos de entrega, el estudio identificó que 159.013 (13,4) por ciento) de los productos medidos se produce por los centros de distribución; y 41.985 (14 por ciento) por entregas directas.

Por otro lado, la incidencia del faltante registró el 61,9 por ciento atribuibles en el sector sucursales; el 27,5 por ciento en proveedores; el 9 por ciento en la cadena de abastecimiento y el 1,6 por ciento restante corresponde a otros factores.

Conclusiones

Los resultados del Estudio FMG 2012 demuestran que los faltantes de productos afectan a todos los actores de la cadena de abastecimiento y en consecuencia, la responsabilidad es de todos los que participan en ella. La cooperación entre todas las partes involucradas inciden en forma directa en la mejora los procesos y fundamentalmente, en un mejor servicio al cliente.

Síntesis

GS1 es una organización global que tiene por objetivo fomentar estándares para optimizar toda la cadena de valor. Cuenta con sedes en 111 países y en la Argentina trabaja con más de 8500 empresas asociadas. El estudio FMG refleja las causas que originan los quiebres de stock. Los datos revelados se comparten entre todos los actores de la cadena y son claves para implementar mejoras y aprovechar mejor las oportunidades de negocio. Este año, el informe arrojó casi un 13,5% de faltantes de mercaderías en góndola, apenas 1,5% por debajo del 14,9% relevado en el estudio realizado el año último.

Puntos clave

Metodología de trabajo

Se actualizó el software de recolección de datos

Se redujo así el tiempo de análisis en cada local.Concentración de la información?Se incorporaron notebooks, se redujo el tiempo de proceso de cargas de datos y cada local se quedó con una copia de la medición realizada.

Los 6 pasos del estudio FMG

1. Los locales definen el portafolio por medio.

2. GS1 ejecuta la tarea de campo.

3. GS1 y el local verifican faltantes y causas.

4. La central revisa la informaciónrelevada.

5. El proveedor la revisa.

6. GS1 emite el informe final.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.