Hay signos de mejoría en la Aduana

El organismo, que viene de una larga crisis, aumenta la eficiencia y eficacia de sus procedimientos
(0)
25 de diciembre de 2001  

Este año el sector del comercio exterior sufrió en carne propia las consecuencias adversas de cierta parálisis del Gobierno en la toma de decisiones consideradas vitales para reducir costos de importaciones y exportaciones.

Esta situación, que se dio en varias reparticiones del Estado, no se reflejó punto por punto en la Dirección General de Aduanas (DGA), que desempeña un rol vital en el control y la facilitación de las operaciones de comercio exterior.

El ente logró, no sin dificultades, comenzar a poner en marcha novedosos mecanismos de fiscalización, como el sistema satelital de seguimiento de los traslados, que estará listo el 20 de enero próximo, según la DGA. Estas operaciones suponen mover carga sin nacionalizar desde el puerto a los depósitos fiscales de la metrópoli.

Este sistema -que es respaldado por la mayoría de los operadores- permitirá reemplazar en los traslados a la controvertida declaración detallada, que consiste en declarar la posición arancelaria y el valor de los bienes.

Según se prevé, permitirá al organismo mejorar sensiblemente el control del contrabando porque podrá reaccionar inmediatamente ante una irregularidad y bajará el costo de los traslados.

Su adopción va de la mano de la ampliación de los plazos de almacenamiento en depósitos fiscales de 15 días a 45 días (ampliables a 45 más), tal como sucedía en 1996. Sin embargo, los cambios que está instrumentando la Aduana en pos de una mejora en los costos de las operaciones quedaron minimizados en los últimos días.

"Los posibles avances que pudo haber logrado (el titular de la DGA, César) Albrisi quedaron empalidecidos por la crisis económica y el control de cambios. Hay una incertidumbre y confusión sobre las interpretaciones del régimen de cambios y contradicciones entre el Banco Central y la Secretaría de Comercio que están estrangulando las operaciones", dijo a La Nación el especialista en derecho aduanero, Enrique Barreira.

El control de las transferencias de capital al exterior fue adoptado por el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, en los primeros días del actual para contener la fuga de fondos del país y generó trastornos y confusión entre los exportadores -que debieron enfrentar la exigencia de ingresar en el país las divisas de las operaciones en solo 15 días-y entre importadores -que tuvieron problemas para lograr que se autoricen los pagos de las operaciones al exterior-.

Demora

Buena parte de los últimos cambios normativos puestos en marcha por la Aduana se fueron gestando durante el paso de Eduardo Cassullo al frente del organismo, que finalizó en septiembre último, aunque no se instrumentaron por cortocircuitos entre la DGA y la AFIP, institución a cargo de dictar las resoluciones aduaneras.

De modo que no fue hasta el reciente ingreso de Albrisi en la DGA y de Armando Caro Figueroa en la AFIPque varios de estos cambios (como los controles satelitales y la derogación del preembarque)pudieron finalmente ponerse en marcha.

Incluso, la Aduana recuperó a la Policía Aduanera (que desde 1997 dependía de la AFIP) en una reingeniería por la cual "recobra una referencia sustancial para la relación con todos los sistemas legales, como el Código Aduanero, el Penal y el Civil. Además, nos da la oportunidad de organizar una instancia de control de los mismos controles aduaneros", dijo Albrisi.

Cassullo, por su parte, consideró que se están respetando los elementos básicos del plan estratégico de transformación del organismo que elaboró durante su gestión. Pero deslizó una crítica: "Hay mucha preocupación por los aspectos organizacionales, lo cual es bueno, pero veo aletargándose el espíritu cazador . La Aduana tiene que dar cuenta de sus resultados todos los días. La sociedad lo reclama".

Aspectos por mejorar

Por otra parte, queda pendiente seguir revisando la relación (muchas veces traumática) de la Aduana con la AFIP, que también está a cargo de controlar el pago de tributos en el mercado interno.

"La AFIP toma decisiones por expedientes, que tienen una resolución extremadamente lenta y no permiten ver los procesos que ayudan a la toma de decisiones en el sector privado", dijo Cassullo, que se reincorporó al grupo Techint.

Barreira, en tanto, opinó que es necesario que el director de laAduana tenga facultades de dictar normas con independencia de la AFIP y cuente con los recursos necesarios para el control del tráfico internacional "que no se agota en el aspecto recaudatorio" sino que también supone tareas de inteligencia, de prevención del contrabando, de capacitación operativa, de valoración y de clasificación.

Preocupación por las negociaciones

La fuerte restricción del gasto público adoptada por el país en la segunda mitad del año en el contexto de la política de déficit cero está perjudicando fuertemente a las negociaciones internacionales encaradas por la Argentina.

Esto afecta a las discuciones en las que participa nuestro país tendientes a lograr un acuerdo para instaurar la futura Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Pero también a las negociaciones del actual Mercosur o las de la Asociación Latinoamericana de Integración(Aladi).

Así lo expresó el abogado y especialista en derecho aduanero Enrique Barreira. Ypuntualizó que los funcionarios de la Secretaría de Comercio a cargo de llevar adelante las negociaciones no pueden desarrollar su tarea en forma adecuada por los recortes presupuestarios, que incluyen bajas en sus remuneraciones y dificultades para viajar al exterior.

Falta de recursos

"Me preocupa enormemente la falta de asignación de recursos humanos y materiales al seguimiento de las negociaciones en las organizaciones comerciales internacionales. En general se encuentran desatendidas", sostuvo Barreira.

Añadió que si el país sigue descuidando las negociaciones internacionales enfrentará más dificultades para lograr el acceso de los productos argentinos a los mercados externos.

Tal situación también podría generar descolocación y aislamiento del país en las conversaciones tendientes a instaurar nuevos acuerdos de libre comercio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.