Infraestructura: el bache logístico