El personaje. Jim Crane, el salmón de la logística