La Argentina aumenta las exportaciones de agroalimentos a Asia

China se convirtió en el principal destino
(0)
24 de octubre de 2000  

La depreciación del euro y el crecimiento económico que están experimentando los países asiáticos -China, Japón, Corea y el resto del sudeste- modificaron notablemente la distribución de las exportaciones argentinas de productos agroalimentarios.

Según el último informe de coyuntura del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la participación en las ventas a las naciones asiáticas subió un 4 % entre enero y julio de este año en relación con el mismo período de 1999. De esa manera, la región representa el 16% de las exportaciones agroalimentarias y ocupa el tercer lugar detrás de la Unión Europea (27%) y el Mercosur (18%). El total fue de 8227 millones de dólares.

"Ese incremento se origina, principalmente en las mayores exportaciones de agroalimentos hacia China", sostiene el informe del IICA. En efecto, los envíos de este rubro alcanzaron en los primeros siete meses de 2000 casi los US$ 700 millones y representaron un aumento de 118% respecto de enero-julio de 1999.

No obstante, detrás de ese salto hay buenas y malas noticias. Si bien hubo un fuerte aumento de los porotos de soja, se registró una caída en los envíos de aceite de soja.

El IICA explica en su informe que "China está incrementando su capacidad de molienda sobre la base de una política arancelaria y fiscal que alienta la importación de granos y desalienta la entrada de aceites elaborados, con aranceles de 3 y 16%, respectivamente". Para la industria oleaginosa de la Argentina este cambio en la orientación económica resulta perjudicial.

En el mediano plazo -si se supera la crisis de la aftosa- la carne representa otro rubro de gran interés. Hubo una misión de funcionarios chinos que visitó frigoríficos y se informó de las condiciones técnicas en las que se desenvuelve el sector.

El informe del IICA destaca que una de las expectativas de incremento de las ventas de agroalimentos para lo que resta del año es la creciente demanda del gigante asiático.

Un cambio

En el trabajo se puede advertir que China se ha convertido en el principal destino de las exportaciones de agroalimentos en Asia con el 8,5 por ciento. Lo curioso es que está muy cerca de superar a los países del Nafta, que representan el 9,7 por ciento.

Sin embargo, al desglosar los rubros resulta evidente que la preponderancia en los envíos a China la tienen los productos primarios -básicamente granos- en detrimento de las manufacturas.

En la medida que la oferta exportable argentina gane en valor agregado, aseguran los especialistas, podrá apuntar a conquistar mercados con mayor capacidad de demanda.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.