Suscriptor digital

La Argentina reclamó participar en los tráficos

Fue en la reunión del SGT 5; oposición de Chile y Brasil
(0)
28 de marzo de 2000  

La XVI reunión del Subgrupo de Trabajo 5 (SGT 5)del Mercosur sobre transporte e infraestructura dejó como resultado, en el rubro de autotransporte de carga, el enérgico reclamo argentino para obtener una compensación por el uso de la infraestructura vial de parte de los transportistas de las naciones vecinas. A pesar de que el Gobierno realizó en los últimos años varias gestiones para lograr esta compensación, que comprende la participación de las firmas argentinas en los tráficos de terceros países, esto aún no se concretó.

El reclamo generó fricciones con las delegaciones de Brasil y de Chile, aunque el beneficio puede ser acordado en forma bilateral o trilateral por los Estados parte.

La delegación chilena, encabezada por Fernando Orellana Astorga, sostuvo que la compensación fue prevista por el Acuerdo de Transporte Internacional Terrestre (ATIT) cuando el Estado aún se hacía cargo del mantenimiento y la construcción de rutas. Según el funcionario, hoy las carreteras están concesionadas, con lo que el pago de infraestructura se realizaría por medio de los peajes. A eso habría que agregar la carga impositiva del combustible abonado por los transportistas extranjeros, que termina en las arcas del Estado nacional. El coordinador de Brasil, Carlos Wanderley Nóbrega, agregó que, de compensarse a la Argentina, debería hacerse lo mismo con las firmas brasileñas, uruguayas o paraguayas, permitiéndoles participar en el traslado Uruguay-Argentina o Chile y nuestro país.

Según el jefe de la delegación nacional, José Miguel Amiune, "el ATIT fue aprobado como acuerdo de alcance parcial en la Aladi y fue incorporado a la legislación del Mercosur. Por eso creemos que la participación argentina en los tráficos es un derecho irrenunciable".

En sintonía, los transportistas nacionales afirmaron que el movimiento entre Brasil y Chile se reduciría a su mínima expresión si la Argentina se retirara del ATIT. Apuntaron, además, que los peajes se están generalizando en los países vecinos y que sus camiones también cargan combustible con una carga impositiva que perciben esos Estados.

Leasing

Los transportistas del bloque, que conforman el Consejo Empresarial de Transporte de Cargas por Carretera del Mercosur y Chile (Condesur), manifestaron su preocupación en un documento que pusieron a consideración del SGT 5. Una de las principales es que, tal como establece el ATIT, se admita sólo el leasing financiero de unidades y no el arrendamiento mercantil, que es permitido en Brasil.

El leasing comprende una relación entre una empresa permisionaria de transporte y una entidad financiera, mientras que en el arrendamiento mercantil interviene el propietario del camión y la firma permisionaria sin opción de compra de las unidades, según explicó a La Nación Esteban Canteros, vicepresidente de la empresa Ttamgo Group y miembro de la Asociación de Empresarios del Transporte Internacional (AETI).

"El arrendamiento significó el aumento irrestricto de la bodega brasileña en detrimento de los demás países, que no pudieron aplicar ese concepto. Además, atenta contra las empresas que tienen que cumplir con sus obligaciones previsionales y fiscales", señaló el ejecutivo.

Una de cal

El jefe de la delegación del Uruguay, Conrado Serrentino, defendió el trabajo del SGT 5 y reivindicó el alto grado de participación de los transportistas en el organismo.

No obstante, se mostró crítico con los usuarios del transporte. "Lamento no poder compartir los argumentos del sector exportador. No recuerdo que hayan agregado a sus típicos reclamos por el precio del flete el de la calidad de servicio", dijo el funcionario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?