Pyme exportadoras. La retracción del mercado interno tiene remedio