Las cargas vuelven a navegar por el río

Se activa el transporte por el Alto Paraná
Se activa el transporte por el Alto Paraná
(0)
25 de junio de 2002  

POSADAS.– El embarque en Eldorado de 6000 toneladas de productos elaborados por Alto Paraná Sociedad Anónima (APSA) – 4000 toneladas de pasta celulósica y 2000 de madera aserrada– constituye un síntoma alentador, por cuanto vuelve a utilizarse el sistema de transporte fluvial que en Misiones estuvo largos años paralizado.

Así lo destacó el subsecretario de Obras Públicas de esta provincia, Santiago Ros, que señaló: "Nuestro Gobierno viene proponiendo a las empresas de la región que contemplen la factibilidad de utilizar el río para sacar sus cargas, lo que permite descongestionar el tránsito por rutas terrestres, haciéndolo también menos riesgoso, al tiempo que se abaratan los costos en materia de fletes."

A su vez, el gerente industrial de APSA, Martín Macjus, recordó que hace poco subieron buques cisternas que descargaron sin inconvenientes, en el mismo puerto misionero 1,3 millón de litros de gasoil. "Lo hicimos por prevención, ante un eventual desabastecimiento cuando surgieron problemas con las petroleras", señaló.

El subgerente de exportaciones de la compañía, Martín Lavarello, comentó a El Territorio que "esta operación de bajar productos por el Paraná es una prueba piloto; aguardaremos los resultados para su correspondiente evaluación", indicó.

Para ello se contrataron los servicios de la firma naviera UABL, integrada por la argentina Ultrapetrol, en sociedad con ACBL de los Estados Unidos, dueña de astilleros y depósitos en la localidad santafesina de Esther, cerca de Rosario, que viene operando en el transporte de mercadería por vía fluvial en el Mercosur, procedentes de puertos brasileños, bolivianos, paraguayos, uruguayos y ahora también misioneros, como el caso de Eldorado.

Accesos habilitados

Acerca de sus actuales condiciones, Lavarello indicó que los accesos "se hallan en buen estado de conservación y para el transbordo de 4000 toneladas de pulpa procesadas en la fábrica de Puerto Esperanza y 2000 de madera aserradas en la planta industrial de APSA en Puerto Piray, se utilizaron grúas móviles y guinches llevadas por UABL."

Se estima que el convoy compuesto por el remolcador de empuje Capitán Bilbo y seis barcazas –que reemplaza a aproximadamente 200 camiones circulando por caminos de la Mesopotamia– arribará al puerto de Campana el 2 de julio, con un tiempo de navegación estimado entre 13 y 14 días.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.